Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo XII

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro

Jaken se paseaba nervioso cuándo vio llegar a Sesshomaru solo.

Se quedó de boca abierta sin poder comprender porque Rin no venia con él. Sesshomaru paso junto a Jaken ignorándolo por completo, se detuvo y miró a lo lejos, ya había llegado la hora de partir una extraña sensación le invadía el pecho. Había esperado mucho tiempo por ese momento pero no esperaba algo cómo lo que acababa de suceder.

Jaken temeroso se acercó lentamente, dudando en qué hacer.

-¿Amo Sesshomaru? –Dijo esperando la reacción de este y rogando para que no fuera a golpearlo ya que se dio cuenta al llegar a su lado que no se encontraba de buen humor.

Sesshomaru lo miró cómo al descuido y le dijo:

-Ve por Ah-Un, nos vamos.

Jaken dio la vuelta para ir a buscar al dragón, pero se detuvo y preguntó:

-¿Rin vendrá después, amo?

Sesshomaru lo miró con rabia y enojo, Jaken tragó saliva pues se dio cuenta a que se debía el enojo del amo.

-Te dí una orden, Jaken, lo menos que espero de ti es que hagas lo que te digo. ¿Esta claro? –Dijo con una expresión dura y fría que hacia mucho tiempo que Jaken no veía.

-No se preocupe, amo bonito –dijo Jaken haciendo varias reverencias –Su fiel Jaken irá en seguida por su montura.

Y acto seguido salió corriendo antes de meterse en más problemas de los cuales no pudiera salir. Encontró a Ah-Un a unos cuántos metros de ahí en un recodo del río.

-¿Qué haces aquí, tonto dragón? –Le dijo – ¡El amo Sesshomaru ya quiere irse! ¡Vamos o me meterás en problemas!

Ah-Un no le dio importancia, siguió con lo que estaba haciendo.

-¡Vamos! ¿Qué buscas aquí? –Le preguntó Jaken.

Ah-Un dio un resoplido y comenzó a caminar en dirección de la aldea.

-¡Oye! ¡Espera! –Dijo Jaken tomando las riendas –No podemos ir a la aldea, el amo quiere irse y sino te llevó pronto va a castigarme. No podemos ir a ver a Rin ahora.

Jaken se detuvo un momento, Ah-Un también, volvió a resoplar y empujo a Jaken hacia adelante.

-¡Espera! –Dijo pensativo –El amo Sesshomaru no quiso decirme porque Rin no vino con él, su semblante había cambiado desde esta mañana. Cuándo le pregunté por Rin no quiso contestarme. ¡Ahora lo entiendo! Esa tonta malagradecida no irá con nosotros piensa quedarse en la aldea. ¡Pero que malvada! Después de todo lo que hizo el amo por ella. ¡Ah-Un vamos a la aldea! Le diré cuatro cosas a esa malagradecida.

Dicho esto se montó en Ah-Un y se dirigió a la aldea dispuesto a hablar con Rin y olvidándose que Sesshomaru esperaba por él.

Rin estaba por salir con Kirara cuándo Shippo dijo:

-¡Oigan! ¿Esos que viene ahí no son Jaken y Ah-Un?

-¡Sí! –Dijo Kohaku –Son ellos.

-¿Habrá pasado algo? –Preguntó Inuyasha.

Jaken llegó hasta el grupo y desmontó dando tumbos.

-Señor Jaken ¿Pasó algo? –Dijo preocupada Rin.

-¡Rin! –Dijo Jaken ante el asombro de todos – ¿Cómo puedes ser así? Eres una egoísta y malagradecida.

-¡Señor Jaken! –Dijo Rin sorprendida al escuchar cómo le había hablado.

-¡Oye! ¿Por qué le hablas así, cosa verde? –Dijo molesto Inuyasha, amenazándolo con el puño en alto.

-No te metas, tonto –dijo Jaken –No estoy hablando contigo.

-¿Pero que dices? –Le preguntó Inuyasha.

-¡Silencio! –Dijo Jaken haciendo un gesto de desdén a Inuyasha –Rin, escúchame, hace años que estoy al servicio del amo Sesshomaru. Nadie lo conoce mejor que yo, lo he visto entrenar y pasar por muchas pruebas en el largo camino de perfeccionarse para ser el youkai más poderoso. Lo he visto vencer una infinidad de obstáculos para alcanzar la meta que se había propuesto y más que nada lo vi entrenar duramente después de que el inútil de Inuyasha le cortará el brazo.

-¡Oye! Eso fue porque el quería matarme y se había convertido en su forma de demonio. El lo sabe bien –Dijo.

-No me interrumpas, Inuyasha.

-¿Por qué me dice todo esto, señor Jaken? –Dijo Rin.

-¿Cómo me preguntas semejante tontería, Rin? – Dijo Jaken cerrando sus ojos y volviendo a arengar a Rin.

Rin lo miró y se encogió de hombros mientras Jaken seguía hablando, en su rostro se dibujo una expresión de alegría cuándo vio a Ah-Un que se aproximó a ella cómo esperando que lo montara.

-¡Sí! –Dijo dando un salto, encaramándose en su lomo –Llévame con el señor Sesshomaru.

-¿Qué vamos a hacer con él? –Dijo Shippo con una expresión de fastidio.

-Déjalo que hable después de un rato se cansara de hacerlo y escuchara lo que tenga que decirle –dijo Rin divertida.

Atsuyo se acercó a ella y le dijo una última vez:

-¿Estás segura de esto, Rin? Él te dejo aquí, tal vez por una razón.

-Estoy segura, Atsuyo. El señor Sesshomaru siempre me dio la libertad de elegir, no decidió él que yo fuera con ellos el día que me revivió en el bosque, yo decidí hacerlo porque sabía que me necesitaba aunque no me lo dijera, fue lo mismo la tarde que lo encontré herido en el bosque. Me dijo que no me necesitaba y que no quería que fuera a verlo, pero sabía que me esperaba todas las tardes, sabía cuándo estaba descansando y cuándo solamente fingía. No me importa lo que el señor Jaken diga, no hay nadie que pueda saber cómo va a reaccionar el señor Sesshomaru más que yo, porque yo vi en lo más profundo de su corazón y encontré la bondad y la amabilidad que tanto se empeña en ocultar de los demás. Espere todos estos años a que viniera a buscarme jamás me atreví a pensar que el sintiera algo especial por mi más que el cariño que nos unió aquella tarde. Pero ahora que sé lo que realmente siente por mí no voy a dejarlo ir, así tenga que viajar hasta el fin del mundo para llegar a él, voy a hacerlo.

-Ya veo –dijo Atsuyo sonriendo con tristeza –pensé que habría un futuro para nosotros dos, Rin, jamás se me ocurrió pensar que él pudiera amarte realmente. No con su manera de pensar. Realmente lo envidio, no por lo que es ni por su fuerza, lo envidio porque sin estar aquí logró conquistar tu corazón.

-Él siempre estuvo cuándo yo lo necesité y cuándo estuve en peligro. Siempre supe que estaría segura, aunque no estuviera a mi lado, me lo demostró muchas veces.

-Espero que seas feliz entonces, pero recuerda…

-Lo sé, siempre podré contar contigo, Atsuyo. Pero no olvides lo que te dije: encontrarás a alguien a quien amar y que te amará cómo realmente te mereces.

-Sí –dijo –pero ninguna será cómo tú, Rin.

-Lo sé –dijo riendo –yo soy la campeona de pesca del lugar.

Atsuyo abrió grandes los ojos, mientras Rin se elevaba en el lomo de Ah-Un haciéndoles adiós con la mano.

-Y cómo todos los humanos eres una egoísta que no piensa más que en ella sin fijarse en los sentimientos del amo Sesshomaru, que pasó todos estos años pensando en ti. ¿Sabes que ni me dejo descansar para llegar más rápido y tu cómo le agradeces todo esto?  Quedándote en esta aldea y desairando los sentimientos que guardo por ti todo este tiempo. Eres una ingrata y malagradecida mujer cómo todas las humanas.

– ¿Ya terminaste, cosa verde? –Dijo Inuyasha con tono irónico.

Jaken abrió los ojos y se encontró a todos mirándolo.

– ¿Qué pretendes decir con eso que las mujeres humanas somos malagradecidas? – Preguntó Aome con las manos en su cintura y un gesto de enojo en su rostro que hizo que Inuyasha y Miroku se retiraran con disimulo de Jaken.

-Síi, -dijo Sango – ¿Y qué quieres decir con que somos egoístas e ingratas? 

Jaken tragó saliva viendo el enojo de las chicas y pensó que en ese momento los enojos del amo bonito se veían pequeños comparados con la expresión de sus rostros.

-¡Pobre diablo! –Le dijo Shippo a Kohaku –Van a matarlo.

-Si –dijo Kohaku –nunca había visto esa expresión en mi hermana ni siquiera cuándo Miroku le pedía a alguna chica si quería tener un hijo suyo.

-Ya, ya, -dijo Kaede metiéndose entre medio de Jaken y las chicas – no es necesario ponerse así, estoy segura que el señor Jaken no quiso decir eso. Solo lo hizo tratando de convencer a Rin para que se fuera con ellos. ¿No es así?

Jaken que apenado jugaba con sus dedos al oír las palabras de Kaede respiro más tranquilo, intuyendo que había encontrado una aliada que lo salvaría del castigo que le esperaba por parte de las chicas.

-¡Sí! –Dijo –Eso es exactamente. Y a todo esto, ¿donde está Rin?

Miró a su alrededor varias veces buscando a Rin, hasta que Aome le dijo:

-Ella se fue hace rato.

-¿¡Cómo que se fue!? –Dijo molesto- ¿O sea que no escucho nada de lo que le dije? ¡Malvada!

Tarde se dio cuenta de que lo había hecho de nuevo. Esta vez ni Kaede pudo salvarlo de los golpes.

-¡Ay! ¡Ay! –Dijo agarrándose la cabeza.

-¡Te lo tienes merecido! –Dijo Aome.

-Sí –dijo Sango – es una suerte que Rin se haya ido ni bien empezaste a hablar sino hubieras recibido otro golpe.

-¿A dónde se fue? –Preguntó Jaken frotando sus chichones.

-¿A dónde más? –Dijo Inuyasha con tono irónico –Fue a buscar al tonto de Sesshomaru.

Solo él se haría a un lado en lugar de luchar por la mujer que ama.

-¡No digas eso, Inuyasha! –Dijo Jaken –El amo es demasiado orgulloso para decirle a Rin que la ama.

-Pues eso no es lo que oí –dijo burlón.

-¿A que te refieres? El amo jamás le diría a Rin que la ama, aunque se este muriendo por ella –gritó Jaken.

-No es lo que oí, no es lo que oí –volvió a decir Inuyasha con su tono burlón.

-¿Cómo te atreves a decir eso? –Dijo Jaken –Voy a darte tu merecido, insolente.

-¡Ya basta! –Gritó Aome.

Inuyasha dio un salto y la miró espantado pensando que escucharía la palabra del rosario, pero Kaede intentó tranquilizar las cosas.

-Ya, ya. ¿Por qué no vamos adentro y bebemos un poco de té? El día ha sido muy agitado y necesito descansar.

-Me parece bien –dijeron las chicas.

-No creo que deba –dijo Jaken –el amo Sesshomaru me envió a buscar a Ah-Un y yo me escapé hasta aquí, ya debe estar más que furioso de tanto esperar.

-Bueno -dijo Kaede –que mejor entonces que darle tiempo a Rin para que ella y Sesshomaru hablen y esperar a que su enojo se disipe.

-Tal vez tenga razón – dijo Jaken pensativo –no creo que le importe después de todo si en mi lugar llega Rin y no yo. ¿No lo creen?

-Estamos seguras de eso –dijeron todas.

Sesshomaru se había cansado de esperar a Jaken y decidió irse, no quería estar más tiempo en ese lugar, camino con pasos rápidos visiblemente molesto.

-¿Dónde se habrá metido ese inútil? –Pensó -¿Cuánto puede tardar en encontrar a Ah-Un? Cuándo le ponga la mano encima voy a matarlo. ¡Imbécil! No me voy a quedar aquí esperándolo, que me busque si quiere encontrarme.

Miró hacia atrás y un gesto de enfado se dibujo en su rostro, decidió volar para alejarse más rápido del lugar. ¿Qué se creía Jaken, que él iba a estar horas esperándolo? ¡Claro que no! Eso no sucedería.

Siguió volando hasta que el viento y el aroma de las flores de los cerezos comenzaron a calmar su enojo. Decidió entonces descender en donde había un grupo de árboles en una orilla del río. Se detuvo junto a esta y miró hacia la copa de los árboles en flor que con el suave mecer del viento dejaban filtrar los rayos del sol con cada movimiento.

Bajo la cabeza sintiendo que el enojo comenzaba a convertirse en tristeza. La melancolía comenzaba a ganar su corazón mientras pensaba que ya no vería a Rin, la ansiedad de esperar el momento de venir a buscarla se había convertido en una pena que lo llenaba de amargura, por más que se empeñaba en repetirse que todo estaba bien y que Rin había tomado la decisión correcta al quedarse en la aldea, no conseguía quitarla de su mente. Cada vez que pensaba en ella recordaba la noche que la besó, la calidez de sus labios, el latido palpitante de su corazón, su aroma que se había quedado impregnado en su ropa…Algo llamó su atención y lo sacó de sus pensamientos. El aroma de Rin llegó hasta él cómo una suave niebla recordándole cuándo estuvo prisionera de Naraku.

-¿Cómo es posible que pueda sentir el aroma de Rin estando tan lejos de la aldea? –Se preguntó.

Se dio cuenta que el aroma cada vez se hacia más fuerte, lo que significaba que Rin venía hacia donde se encontraba él. ¿Cómo había podido alcanzarlo? Con lo molesto que estaba se había alejado mucho de la aldea.

-¿Será que estoy equivocado? –Pensó.

Volvió a caminar unos pasos para tomar vuelo nuevamente, pero una voz se lo impidió:

-¡Señor Sesshomaru! ¡Señor Sesshomaru! ¡Hola! ¡Señor Sesshomaru, espéreme!

Con los ojos grandes por el asombro y conteniendo la respiración se dio vuelta para ver a Rin venir hasta él, en el lomo de Ah-Un.

-¡Hola, señor Sesshomaru! –Dijo Rin desmontando –No creí que estuviera tan lejos, veo que tiene prisa por irse.

Sesshomaru se sintió incomodo por el comentario, intento parecer calmado, aunque su corazón palpitaba con fuerza y su primer impulso fue abrazarla y besarla, pero se contuvo. Con calma le preguntó:

-¿Qué haces aquí, Rin? ¿Dónde está Jaken?

Ahora se daba cuenta porque Jaken tardaba tanto.

-Esta en la aldea –dijo Rin corriendo hacia él con una sonrisa.

-¡Maldito! Voy a matarlo, pero lo voy a hacer muy lentamente –pensó con rabia.

Por su culpa Rin se encontraba frente a él, mirándolo fijamente.

-¿Qué ocurre? –Preguntó.

-Quiero decirle algo, señor Sesshomaru –dijo cerrando los ojos un momento y aspirando el aroma de los cerezos en flor. Abrió los ojos y le sonrió nuevamente.

-No tienes que decirme nada –dijo Sesshomaru –te dije que hicieras lo que quisieras.

-Lo sé, pero aún así quiero hacerlo –dijo Rin.

-No quiero que me digas nada. –Dijo molesto no quería escuchar porque había decidido quedarse, bien sabía él porque lo hacia lo que menos necesitaba era escucharlo de labios de ella –Te dije que hicieras lo que quisieras. No tienes porque decirme nada.

No quería escuchar que ella prefería quedarse con Atsuyo y no irse con él.

Rin lo miraba fijamente, cada detalle de él, su rostro, sus ojos dorados, lo alto y fuerte que se veía, pero lo tierno y amable que era bajo ese frío exterior de youkai. Lo miró tan intensamente que hizo que Sesshomaru se sintiera incomodo.

-Haz lo que quieras –le dijo dándose la vuelta y dirigiéndose hacia la sombra de los árboles.

Rin sacudió la cabeza y lo siguió, Sesshomaru la miró de reojo y pensó:

-No va a darse por vencida.

Se detuvo y le dijo:

-Habla ya, debo continuar mi camino.

-¿Por qué tiene tanta prisa en marcharse? ¿Ya no le agrada mi compañía? –Preguntó Rin.

De algo Rin tenía razón, lo conocía lo bastante bien cómo para saber qué decir para hacerlo sentirse mal.

-¡No digas tonterías! –Le dijo.

La miró a los ojos y esperó a que ella hablará, pero Rin lo único que hacia era mirarlo.

-Rin, -le dijo comenzando a impacientarse.

-¿Sí? –Le respondió ella comenzando a acercarse a él.

-¿Qué era lo que querías decirme? –Volvió a preguntarle impaciente.

-Creí que no quería que le dijera nada –dijo acercándose más a él, que la miró sin entender porque se comportaba así.

Se dio cuenta que ella estaba tan cerca de él que podía oír los latidos de su corazón.

-Me dijo que yo eligiera lo que quería hacer y quiero decirle que no hay otro hombre en este mundo al que quiera llamar mi señor más que a ti, Sesshomaru.

Sesshomaru se sorprendió con lo que le dijo, pero más se sorprendió cuándo esta lo tomó por la camisa y lo atrajo hacia ella besándolo.

-Rin, -le dijo Sesshomaru acariciando su rostro –no hay otra mujer en esta vida que sea digna de compartir mi vida, sólo tú.

La abrazó y la beso cómo lo había hecho hacía un par de noches.

Volvió a mirarla otra vez y le preguntó:

-¿Estas segura, Rin?

-Lo estoy, Sesshomaru. Te amo y no voy a dejar que vayas a ningún sitio sino me llevas contigo. Voy a abrazarte tan fuerte que no podrás soltarte de mis brazos. –Le dijo con una sonrisa.

-Rin, te amaré mientras tenga vida. Siempre estaré contigo.

-Lo sé, -le dijo –sé que me amarás y me protegerás cómo siempre lo has hecho.

Sesshomaru volvió a besarla, le acarició el cabello y miró cómo el sol se reflejaba en el río.

-Ahora lo entiendo, Padre –pensó –ahora entiendo lo que me preguntaste aquella noche. Tengo a quién proteger y por quién luchar, no es la victoria en una batalla lo que da la satisfacción y hace que seas más fuerte, es luchar por aquello que amas lo que te da la fuerza para seguir luchando.

-Quiero estar contigo el resto de mi vida, Sesshomaru – le dijo Rin.

-No quiero que sea de otra manera, mi amada –le dijo él – Solo deseo ver tu rostro cada vez que habrá los ojos.

Se quedaron abrazados, muy juntos bajo los árboles de cerezo. No importaba lo que deparara el futuro, lo que importaba era que estarían juntos para enfrentarlo.    

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Hanyo no Yashahime Estreno

Hanyo no Yashahime

Hola amigos/as de Luna Blog!!!!!

Imagino que ya todos deben de saber a que se refiere el titulo de la entrada…para aquellos que no lo sepan (hay gente que aun no lo sabe, aunque no lo crean) repito: para aquellos que desconozcan de que trata este post, les diré que estamos viendo la secuela de Inuyasha, pero no salten ni griten de contentos mis estimados porque según adelantos, avances y chismes no serian ellos los protagonistas sino sus hijas….

Y si, como lo oyen, sus hijas. Les presentare a las protagonistas de esta historia, en la imagen cada una de ellas esta con su nombre para que identifiquen al personaje.

Bien aquí vamos: Moroha es la hija de Inuyasha y Aome, es algo que salta a simple vista, tiene 14 y es cazarrecompensas, si, asi como lo oyen, cazarrecompensas. Maneja el arco y las flechas con la misma destreza de su Madre cuando debe atacar o defenderse a distancia, tambien usa una espada llamada Kurikaramaru.

Towa y Setsuna son las hijas de Sesshomaru, acaso pensaron que el amo bonito tendría hijos varones? Pues no, Tuvo dos hermosas niñas, gemelas, aunque se refieren a ellas como la hermana mayor y la hermana menor, asi que no sabemos si es realmente asi. Tampoco sabemos quien es la Madre de las niñas ya que nadie sabe y todo lo que hay son rumores. Todos esperamos que sea Lin o Rin ya que las chicas son semi-demonios asi que su Madre es humana y quien mas que Rin podría ser la dueña del corazón de Sesshomaru?

Towa cuando tenia cuatro años se separo de su hermana y paso a través de un túnel al Japón actual donde fue adoptada por la familia Higurashi. Ella conserva recuerdos de su niñez lo que la impulsa a buscar sus recuerdos del pasado. Tiene el cabello blanco como su Padre pero lo usa corto con un mechón rojo, le gusta pelear y tiene una espada que maneja muy bien. tambien asiste al colegio.

Setsuna es la versión femenina del amo bonito, tiene su expresión, su mirada indiferente, su estola, el cabello largo, de color negro y con mechones rojo al igual que su hermana. Ella es una exterminadora de demonios que trabaja con Kohaku y su grupo. Utiliza una naginata de nombre Kanemitsu no Tomoe. (Parece una alabarda).

Ella no recuerda nada de su hermana ni de sus padres, cosa que no es de extrañar porque el amo bonito le dijo a la princesa Sara que el no recordaba lo que ella le decía que había pasado.

Que fue lo que paso? Supuestamente las gemelas se separaron de sus Padres y de ellas mismas a causa de un incendio forestal, tal vez causado por el ataque de un monstruo a la aldea donde vivían. Por que sus padres no las buscaron es algo que no se sabe, hay rumores que dicen que estarían sellados por un poderoso enemigo, otros dicen que una mariposa de los sueños paso por la aldea cubriendo a todos con polvos que borran la memoria por eso nadie se acuerda de nadie. Lo cierto es que ellas cruzaran el tiempo antiguo y actual para encontrar sus recuerdos y su familia.

La serie se estrena el tres de Octubre asi que no falta tanto, no sabemos cuantos episodios serán, ni si será traducida al español. Veremos con el correr de los días las nuevas noticias que surjan para conocer mas adelantos de esta secuela tan esperada.

 

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Probando Nuevo Editor

Bien estamos probando el nuevo editor de WordPress, en los ajustes de color elegi el color azul para el texto, espero que Uds. lo vean azul, yo lo veo negro, pero esto es una prueba puede ser que yo no haya seleccionado bien es algo a lo bandido que estamos haciendo. Veo que en ajustes de color me muestra un rectangulo en un lindo color azul francia pero yo en la escritura no lo veo, cuando publique la entrada veremos que pasa.

Yo soy una criatura de hábitos, me cuestan los cambios. Me gusta el editor clásico tiene todo lo que yo necesito para publicar mis entradas, pero como todo en la vida a veces hay que renovarse aunque a uno no le gusten los cambios que no siempre son para bien de uno pero si para otros.

Voy a publicar la entrada y en el correr de los días probare el editor y comentare mis avances.

Que tengan un feliz termino de jornada y buena semana para todos

Publicado en Novedades | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo XI

                                                            CAPITULO XI

SESSOMARU Y RIN EL REENCUENTRO CAPITULO XI

SESSHOMARU Y RIN EL REENCUENTRO

Rin miro a Atsuyo, se acercó a él y tomando su mano le dijo con una sonrisa:

-Estoy segura que encontrarás a alguien en el futuro a quien podrás amar y te amará cómo tú me amas ahora.

La sonrisa de Atsuyo se esfumó de sus labios al escuchar esto.

-¿Pero que dices, Rin? –Dijo angustiado ante el asombro de todos al escuchar las palabras de Rin -¿Por qué habría de amar a otra, si a la única que amo es a ti?

-Lo siento, Atsuyo pero mi lugar no es este, mi lugar y mi corazón están con el señor Sesshomaru.

-¡Pero él te dejó aquí! –Gritó Atsuyo –No te pidió que te fueras con él. Entonces, ¿por qué te irías si él no quiso llevarte?

-Tienes razón –dijo Rin –pero él jamás me pediría que me fuera con él, aunque no pueda vivir sin mí.

Todos la miraron extrañados sin comprender a que se refería, pero Kohaku sonrió teniendo una leve idea de a qué se refería Rin.

-Hace años, cuándo fui secuestrada por un monstruo junto con unos niños de una aldea, llegó un monje llamado Ungai para rescatar a los niños y destruir al monstruo, cosa que hizo, él quería llevarme a la aldea y yo lo único que quería era esperar al señor Sesshomaru, cuándo el vino intentaron exterminarlo, pero el señor Sesshomaru fue más fuerte que ellos. Cuando venció al monje yo quise correr hasta donde estaba él pero el monje Ungai me tomo de la mano y me dijo:

-Pequeña, ¡no vayas con el! Él es un demonio, un mononoke! No es alguien al que deba seguir una niña humana. Ven conmigo a la aldea.

Yo había logrado soltarme de la mano del monje y seguía corriendo hacia el señor Sesshomaru pero me detuve por un momento, no se porque lo hice pero lo hice. El señor Sesshomaru se alejaba pero dio la vuelta y mirándome primero a mí y luego al monje me dijo exactamente: Rin, haz lo que quieras se dio la vuelta y se fue. No comprendí en ese momento porque miró a Ungai, pero me despedí del monje y me fui con el Señor Sesshomaru. El monje no entendía porque yo me iba con un Mononoke y yo tampoco le dije porque lo hacía, lo que sí comprendí después de unos años es que al decir eso el señor Sesshomaru le demostró a Ungai que yo estaba con él porque yo quería no porque estuviera bajo un hechizo por eso lo miró directamente a él y no a mí. Y eso es exactamente lo que hizo hoy: me dijo a mí que hiciera lo que quisiera mientras te miraba a ti.

-No entiendo –dijo Atsuyo enojado –yo te dije que te amaba, él no. ¿Por qué te vas a ir con él? Yo te haría feliz, con él solo serías su acompañante. Él no te amaría cómo yo, ¿no lo entiendes? Que vas a hacer si el no te ama seguirlo toda tu vida como un perrito faldero hasta que el encuentre a quien amar, si es que puede hacerlo y te arroje a la calle?

-¡Oye! –Dijo Inuyasha enojado -¡No le hables así!

-No hay necesidad de ser grosero –dijo Miroku con tono severo –después de todo la que tiene que decidir con quién quiere estar es Rin.

-Ellos tienen razón, no tienes porque ser cruel, Atsuyo. –Dijo Rin –Tú no lo entiendes, pero nadie conoce al señor Sesshomaru cómo yo.

-Dime, Rin ¿Qué te dijo Sesshomaru? –Preguntó Aome con curiosidad.

-Él me dijo que renunciaría a todo lo que es, por mí – dijo con seguridad –y sé que lo haría.

-¿Eso fue lo que te dijo al oído, Rin? –Preguntó Sango.

-Sí –respondió.

-Eso son solo palabras –dijo Atsuyo -¿Te imaginas a alguien cómo él, renunciando a todo lo que es por una humana insignificante cómo tú? No me hagas reír, diría lo que fuera para que te fueras con él sin tener que pedírtelo.

-¡No seas cruel, Atsuyo! No hables así, sé que el señor Sesshomaru es una persona orgullosa. Él esta orgulloso de su estirpe, de ser lo que es, esta orgulloso de lo fuerte y poderoso que se ha vuelto, de haber derrotado a sus enemigos y de ser más fuerte que su padre… ¿Sabes lo que significa que alguien cómo él te diga que renuncia a todo eso por ti?

-A eso voy –dijo Atsuyo – ¿Si él esta tan orgulloso de lo que es por que lo abandonaría todo por ti? ¿Realmente estas segura que abandonaría todo por ti o lo dices para convencerte de que haría eso a pesar de no haberte llevado con él?

-Tal vez ella no este segura –dijo Kohaku –pero yo sí.

Todos lo miraron con curiosidad hasta Rin que no entendía porque decía eso.

-¿A que te refieres, Kohaku? –Preguntó Aome.

-Cuándo fuimos con el señor Sesshomaru al palacio de verano de su madre, ¿lo recuerdas, Rin?

-¿Sesshomaru tiene madre? –Preguntaron asombrados todos a la vez.

Rin y Kohaku los miraron cómo si no entendieran la pregunta haciendo que estos se avergonzaran del comentario.

-Disculpa, Rin –dijo Aome –es que es algo que a nadie se le ocurrió pensar.

-Tengo curiosidad –dijo Inuyasha -¿Cómo es ella?

-Muy hermosa –dijo Kohaku.

-Y con el mismo temperamento del señor Sesshomaru –rió Rin.

-¿Por qué eso no es de extrañar? –Dijo Miroku.

-Bueno –dijo Kaede –pero tú ibas a contarnos algo ¿no es así, Kohaku?

-Sí – dijo este –cuándo el señor Sesshomaru quería perfeccionar la técnica del Meidou Zangetsuha fue a ver a su madre, al utilizar la técnica para que esta viera el camino que abría hacia el inframundo salió un perro del infierno que nos llevó a Rin y a mí. El señor Sesshomaru lo siguió al interior del inframundo.

-Sí, recuerdo que el señor Jaken dijo que el amo había dicho que solo quería matar al sabueso para entrenar, – recordo Rin- pero lo hizo para rescatarnos.

-Y lo consiguió, pero estábamos inconcientes, después de un rato yo desperté pero tú no, entonces te cargué y buscamos al guardián del inframundo al que debía derrotar para que la espada perfeccionara la técnica. En el camino me dí cuenta que no respirabas y le dije lo que pasaba, él se detuvo y me dijo que te pusiera en el suelo desenvaino a Tenseiga pero no pudo ver a los mensajeros del inframundo, entonces vino una sombra oscura que nos envolvió y te llevó, fuimos en tu busca él no entendía porque no había podido revivirte pero no quería dejarte por eso seguimos adelante. Su madre abrió un camino con el collar de la piedra Meidou y le dijo que saliera porque ese camino se cerraría pronto. Él me dijo que me fuera, que él seguiría adelante y yo decidí ir con él también. Su madre le dijo que si seguía adelante ni él podría regresar, que te dejara y saliera pero él no quiso hacerlo. Cuándo nos acercábamos cada vez más hacia donde estaba el guardián del inframundo un viento fuerte soplaba en nuestras espaldas y casi me lleva hacia un enorme hoyo en donde el guardián arrojaba montones de cuerpos, no fui absorbido por el porque el señor Sesshomaru me salvó y me dijo que no podía cuidarme porque necesitaba estar atento para derrotar al guardián, cuándo este estaba por arrojarte al vórtice el señor Sesshomaru  saltó sobre él y lo cortó a la mitad con Tenseiga, te sostuvo antes de que cayeras al suelo y te llamó pensando que despertarías, pero no fue así.

-Sí, lo sé. El señor Jaken me dijo que fue su madre quién me revivió.

-¿Por qué Tenseiga no habrá podido revivir a la pequeña Rin? –Se preguntó Inuyasha.

-Lo que el señor Jaken no sabe  –dijo Kohaku –es que cuándo no pudo revivirte el señor Sesshomaru arrojó su espada y dijo que nada en el mundo valía un precio tan alto cómo tu vida. Yo no podía creerlo cuándo lo vi. Tenseiga vibraba llamándolo pero él no quería recogerla, lo único que hacia era mirarte y pensar que no podía salvarte.

Rin tenía un nudo en la garganta mientras escuchaba estremecida el relato de Kohaku.

-El poder de Tenseiga hizo que la pila de cadáveres comenzara a arrastrarse hasta donde se encontraba la espada intentando en un vano esfuerzo que su luz los purificara. Tenseiga seguía llamando a Sesshomaru pero este lo único que hacia era mirarte, podía ver el dolor y la angustia en su rostro y la rabia que le daba pensar que te perdería para siempre. Pero al final escuchó el llamado de la espada y accedió al deseo de ella de salvar a todas esas almas condenadas, porque sino era empuñada por su portador ella sola no podía hacerlo, al purificar a todas las almas que se encontraban en el camino del inframundo consiguió el Meidou Zangetsuha que tanto buscaba, pero que ya no lo quería por el precio que había tenido que pagar por el. Abrió nuevamente el camino para salir del inframundo y regresamos al palacio, su madre nos dijo entonces que las personas podían ser revividas solo una vez con Tenseiga y que la persona que la portara tenia que saber usarla, que esa era la prueba que había tenido que pasar él para aprender lo que era la compasión y el amor y lo que era el miedo y el dolor de perder a alguien que se ama. Que el ser el portador de Tenseiga no significaba engañar a la muerte sino ser compasivo también con aquellos que eran enviados al otro mundo.

-No puedo imaginar el dolor y la frustración que debió sentir por mi causa – dijo Rin visiblemente conmovida.

-Si, su dolor era muy grande, su madre sabía que él no podría revivirte, pero después de explicarle todo esto uso el collar de la piedra Meidou para traer de vuelta tu alma del inframundo ya que ella no quería verlo tan abatido.

-Ahora entiendo porque estaba tan feliz cuándo abrí los ojos. Siempre me pregunté porque no había usado a Tenseiga para revivirme, pensé que tal vez al adquirir el Meidou Zangetsuha la espada ya no tenía ese poder y por eso su madre lo había hecho. El señor Jaken me dijo que nunca hablara ni preguntara nada de ese día.

-Su madre dijo que era demasiado alboroto por una chica humana –dijo Kohaku.

-¿Eso dijo? –Preguntó Rin con una expresión cómica en su rostro.

-Sí –dijo Kohaku –también dijo que se parecía mucho a su padre y que había heredado el rasgo más extraño de su padre, su afecto por los humanos.

Rin sonrió imaginando el rostro de Sesshomaru cuándo su madre hizo semejante comentario.

-Quién lo hubiera dicho –pensó Inuyasha – todo lo que has dicho durante todo este tiempo no fueron más que mentiras, Sesshomaru.

-¿Qué piensas hacer ahora, Rin? –Preguntó Kaede.

-Pues que más, –rió esta –ir a buscarlo. No voy a dejar que se vaya sin mí cómo lo hizo hace diez años y menos sabiendo esto.

-¿Estas segura, Rin? –Preguntó Atsuyo -¿Eso es lo que quieres realmente?

-Sí, Atsuyo –dijo –es lo que quiero con todo mi corazón.

Atsuyo sacudió la cabeza.

-Él jamás te amará como yo, Rin –le dijo –no te olvides que al ser un youkai el no envejecerá cómo nosotros, dentro de cincuenta o sesenta años él se verá cómo hoy en día, pero tu serás una anciana. ¿Crees que él seguirá a tu lado? Te abandonará a tu suerte o te matará si decides seguirlo.

-¿Pero que idiotez estás diciendo? –Le dijo Inuyasha.

-Vamos, Inuyasha –le replicó Atsuyo –los humanos sabemos que vamos a envejecer, al conseguir pareja lo hacemos porque queremos compartir nuestra vida con el ser que amamos, penas y alegrías por igual y en el ocaso de nuestras vidas compartir esos últimos años con la persona que estuvo siempre a nuestro lado, no importa la edad o el aspecto que tenga, los dos envejeceremos juntos. Sin embargo Uds. no envejecen mírate tú tienes el aspecto de un adolescente y sin embargo tienes el triple de la edad de la anciana Kaede. Aome será una anciana y tú seguirás cómo hoy.

Inuyasha iba a replicarle a Atsuyo pero Aome se le adelantó y con la expresión que tenía en su rostro prefirió hacerse a un lado y dejar que esta le contestara a Atsuyo.

-¿Sabes cuál es tú problema, Atsuyo? –Dijo mirándolo fijamente con cara de “voy a matarte”-¡No sabes cuándo callarte!

Miroku la miró aterrorizado y le dijo a Inuyasha:

-Yo que tú comenzaba a alejarme, esto puede ponerse feo.

-Eres un egoísta, Atsuyo –le dijo –deberías estar feliz por Rin, por lo menos a Sesshomaru sí le importó que Rin fuera feliz, le confesó lo que sentía por ella y a la misma vez le dio la libertad de elegir lo que ella quisiera hacer. ¿Sabes? Entiendo perfectamente a Rin cuándo dijo que ella era feliz aunque solo fuera para acompañar a Sesshomaru porque yo también pensaba igual cuándo acompañaba a Inuyasha, pero después me dí cuenta que si quería algo tenía que luchar por eso y no me dí por vencida aunque muchas veces estuve a punto de hacerlo y al final tanta lucha y sacrificio valió la pena porque hoy estamos juntos y nos amamos. ¿Qué importa lo que depare el futuro? Lo que realmente importa es que estamos juntos para enfrentarlo. Rin, escúchame, si realmente amas a Sesshomaru debes ir por él, no puedes dejar que se vaya.

Rin sonrió y sacudió la cabeza.

-Hace mucho que lo espero, Aome no voy a dejar que se vaya a ninguna parte, no hay un lugar en el mundo donde pueda estar sin que yo lo encuentre.

-Así se habla –dijo Sango.

-Pero Rin –dijo Kaede –Sesshomaru ya debe estar muy lejos de aquí.

-Cierto –dijo Rin –pero no importa lo alcanzaré de todas formas.

-Puedes llevarte a Kirara –dijo Kohaku –una vez que lo encuentres ella volverá aquí.

-¿De verdad? Gracias, Kohaku.

-¿No hay nada que yo diga que te haga cambiar de opinión? –Dijo Atsuyo.

-No, no lo hay –dijo Rin sacudiendo la cabeza.

-Esta bien, entonces que seas feliz, Rin. Recuerda que siempre podrás contar conmigo.

-Lo sé, Atsuyo. Gracias. Gracias a todos.

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo X

                                                              CAPITULO  X

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro

Mientras tanto en otro lugar del bosque un corazón inquieto se agitaba entre dudas y reproches, Sesshomaru no había dormido en toda la noche, la discusión con Atsuyo y que este le revelara su amor por Rin habían cambiado aquella seguridad que lo trajo a la aldea en busca de ella.
Absorto mirando el río se cuestionó el haberla dejado en la aldea.
-¿Por qué tuve que dejarla? – Se preguntó contestándose el mismo –Por la misma razón que me reproché el no haberla dejado cuándo la perdí en el inframundo. No podía dejarla sola sin saber qué sería de ella. Pude dejarla en el bosque cuándo los lobos la mataron, pero me causo tristeza saber que no la vería más por eso la reviví, cuándo decidió seguirme debí dejarla en una aldea humana, pero, ¿cómo hacerlo? Ya había sufrido suficiente cómo para hacerle eso. Cuando los monjes la rescataron del monstruo Ongokuki en aquella aldea debí escuchar lo que el monje Un-Gai le dijo y dejar que la llevara a la aldea, pero en lugar de eso hice caso a su llamado y fui por ella. Ya estaba tan acostumbrado a ella que no quería dejarla en ninguna parte. Pero cuándo vinimos aquí y derrotamos a Naraku supe que debía dejarla, quedaba en buenas manos con personas que la conocían, el peligro ya había pasado y después de todo Inuyasha también estaba en la aldea, pero lo que no imagine jamás sería que alguien se enamoraría de ella, solo pensé en venir a buscarla y ahora…ahora ese insolente vino a decirme que estaba enamorado de ella y que debía dejarla aquí. ¡Miserable!
Sintió la rabia agitándose en su pecho, la situación se le escapaba de las manos y la angustia de que Rin no quisiera irse cobraba cada vez más fuerza en su interior.
Jaken se sentó frotó sus ojos y volvió a mirarlo achicando sus ojos.
-¿Será que el amo Sesshomaru no durmió nada? –Pensó –Si parece estar en el mismo lugar que estaba anoche, no se ha movido ni un centímetro algo debe tenerlo muy preocupado hacía mucho tiempo que no lo veía así.
Se levantó y se acercó a Sesshomaru.
-¿Pasa algo malo, amo Sesshomaru? –Le preguntó.
Sesshomaru lo miró y no le respondió, siguió mirando el río. Jaken se atragantó al darse cuenta que algo lo molestaba y lo había puesto de muy mal humor.
-Jaken –le dijo sin mirarlo.
-¿Si, amo bonito? –Dijo Jaken preocupado y pensando para sus adentros que no fuera a desquitarse su enojo con él.
-Nos vamos, ve por Ah-Un.
-¡Sí, amo! -Dijo Jaken enérgicamente dando la vuelta para quedar parado en el mismo lugar –Amo Sesshomaru, ¿vamos a ir por Rin?
Sesshomaru lo miró con enojo, Jaken se congeló al pensar que lo golpearía por su pregunta.
-Te dí una orden, Jaken. ¡Haz lo que te digo!
En ese momento Jaken se dio cuenta que algo no estaba bien, llevaba mucho tiempo al servicio de Sesshomaru cómo para que este pudiera engañarlo tan fácilmente. No dudo en venir a buscar a Rin, ¿por qué ahora se iba tan precipitadamente?
-Amo Sesshomaru, disculpe si soy atrevido e irreverente, ¿pero ha pensado Ud. cómo se sentirá Rin cuándo venga a buscarlo y no lo encuentre? No es que me preocupe por eso, pero Rin va a sentirse desolada al no encontrarlo. Se preguntara si hizo algo que lo ofendió para que Ud. se fuera sin despedirse de ella. ¿Cómo cree que se sentirá? Discúlpeme amo, pero eso es algo muy cruel, aún para Ud. No creo por otra parte que Rin quiera quedarse aquí Ud. ha superado obstáculos más grandes y difíciles así que no debe preocuparse por la respuesta de Rin, estoy seguro que ella lo prefiere y no a ese muchacho insolente.
Sesshomaru lo miró cómo para matarlo. Jaken tragó saliva dándose cuenta recién de lo que había dicho, apretó su báculo con fuerza, cerró los ojos y espero los golpes que sabía iba a recibir por no saber cuándo cerrar la boca.
-¡Estoy muerto! ¡Estoy muerto! –Pensó temblando de pies a cabeza -¡Estoy muerto!
Se quedó de pie temblando esperando el golpe que no llegó, abrió los ojos y vio a Sesshomaru dirigirse hacía dónde estaba la montura de Ah-Un después de haber pasado a su lado sin tocarlo.
Busco en la montura y sacó el cilindro que Rin viera la noche anterior.
-Espérame aquí, Jaken –dijo mientras iba en dirección de la aldea.
-De acuerdo, amo bonito, no se preocupe lo esperaré el tiempo que sea necesario –dijo tirándose al suelo mientras esperaba que el susto y el temblor pasarán pronto.
En la aldea mientras tanto el grupo seguía reunido cuándo Sesshomaru llegó, todos se preguntaban que pasaría de ahora en más.
Rin que estaba de espaldas se dio la vuelta al escuchar a Kohaku decir que el señor Sesshomaru venia hacia ellos.
-Señor Sesshomaru, ¿cómo esta? –Saludó con una sonrisa –No lo esperaba.
-Rin –le dijo ignorando a los demás mientras la miraba a los ojos.
Rin le sonrió sin decirle nada su corazón latía aceleradamente, sentía mariposas en el estomago ¿qué le diría esta vez?
No pudo evitar notar que traía el cilindro que había visto y que ella pensó que era para otra persona.
-Rin, esto fue hecho por Totosai especialmente para ti –le dijo entregándole el cilindro –sé que perdiste el que tenias.
Rin lo miró con los ojos grandes y tomándolo en sus manos lo abrió para encontrar en su interior un magnifico arco cómo los que solamente Totosai podía hacer.
-¡Gracias, señor Sesshomaru! – Dijo feliz -¿Cómo supo que perdí mi arco?
-Eso no importa –le respondió – se que manejas muy bien el arco por eso le dije a Totosai que te hiciera uno.
Sesshomaru sabía que Rin había aprendido a usar el arco con Aome, era difícil vivir en la casa de una sacerdotisa y no saber usar uno, además Kaede le había dicho que Rin poseía un fuerte poder espiritual que pudo surgir en ella tal vez cuándo fue revivida por Tenseiga y después por la piedra Meidou de la madre de Sesshomaru. Aome entusiasmada por esto le comenzó a enseñar el uso del arco y Kaede le enseño de hierbas y pociones ya que Rin aprendía con mucha facilidad, tal vez gracias a sus viajes con Sesshomaru por diferentes lugares.
-¡Gracias es muy bonito, en verdad! –Dijo Rin sin mirar el arco solo tenía ojos para él.
Los ojos de todos estaban atentos a ver que era lo que iba a pasar.
Rin esperaba que Sesshomaru le dijera que se iban, pero este solo la miraba sin decir nada.
-¿Ya se va? -Preguntó Rin sorprendiendo a todos incluso al mismo Sesshomaru con la pregunta.
-Sí –le dijo.
-Ya veo –dijo Rin mientras lo miraba.
-No me va a pedir que me vaya con Ud. –pensó.
Atsuyo sonrió al darse cuenta que Sesshomaru no le preguntaría si se iba a ir con él, esto provocó que Inuyasha se molestará.
-Este miserable no va a preguntarle a Rin si se va con el, no sé porque no se traga ese maldito orgullo y le dice lo que realmente siente por ella. –Pensó Inuyasha dando un paso hacia adelante pero la mano de Aome lo detuvo, sorprendido la miró y esta sacudió su cabeza indicándole que no se metiera en el asunto.
Rin seguía mirándolo esperando que él le dijera algo, pero sabía bien que no le diría nada.
Sesshomaru contempló el rostro de Rin, sus ojos y su sonrisa que tantas veces le habían alegrado el día, lo único que quería era tomarla entre sus brazos y llevársela de ahí para que estuviera siempre junto a él. Pero no podía hacerlo, no quería que Rin se sintiera obligada a nada con él, así que no iba a decirle nada, lo que más ansiaba era que ella fuera feliz pensó que lo sería con él, pero ahora había alguien más con quien el no había contado.
-¿Piensa volver pronto? –Preguntó Rin.
-No –le respondió.
-Y se piensa ir sin decirme nada –pensó nuevamente Rin.
Sesshomaru se dio la vuelta y comenzó a alejarse ante la mirada asombrada de todos y la felicidad de Atsuyo.
Sesshomaru sentía que su corazón iba a explotar en su pecho y esa vocecita en su interior le decía porque no le decía nada a Rin ¿por qué iba a irse y a dejarla si eso no era lo que el deseaba? Lo hacia porque lo único que quería era verla feliz aunque no fuera con él.
Solo había caminado unos pasos cuándo se detuvo y pensó ¿realmente era eso lo que quería?
Se dio la vuelta sorprendiendo a Rin que aún no podía creer que la dejaba en la aldea, se acercó a Rin se inclinó y le susurro al oído algo que hizo que esta abriera grandes sus ojos, su corazón latió tan fuerte que hizo que le doliera el pecho. No daba crédito a lo que había escuchado. ¿Cómo alguien como él podía decirle algo cómo eso?
Sesshomaru la miró a los ojos, ella tenía una expresión de asombro en su rostro.
Él se dio la vuelta y comenzó a alejarse pero giró sobre sus talones y miró a Rin nuevamente acto seguido fijo su mirada en Atsuyo haciendo que un escalofrío recorriera su cuerpo.
-Rin –le dijo sin mirarla.
-¿Si? –dijo ella.
-Haz lo que quieras –dijo y se marchó sin decir más dejando a todos de boca abierta con su actitud.
Rin al principio no podía salir de su asombro, hasta que de pronto reacciono y con una gran sonrisa le gritó haciéndole adiós con su mano:
-¡Sí, Gracias señor Sesshomaru!
-¿Pero qué hace este tonto? –Pensó Inuyasha -¿La va dejar sin decirle nada? ¡Cobarde!
Apretó los puños con fuerza y le gritó:
-¡Oye! –Pero Aome volvió a tocar su brazo y sacudir su cabeza -¿Eh?
Inuyasha no podía creerlo, vio cómo su hermano desaparecía de su vista.
-¡Eres un tonto, Sesshomaru! –Pensó con rabia –Tú y tu maldito orgullo.
Atsuyo sonrió feliz al ver que no le había dicho nada a Rin, que esta se quedaría en la aldea con él.
Rin se dio vuelta y los miró con una sonrisa.
-Pobre chiquilla – pensó Kaede –estoy segura que no era esto lo que esperaba, debe sentirse terrible.
-Rin –dijo Atsuyo pero no continuo hablando ante un gesto que le hizo Rin.
-Atsuyo –dijo Rin sonriendo con dulzura –estoy segura que me amas y que harías todo lo que estuviera a tu alcance para que yo fuera feliz…
El corazón de Atsuyo palpitaba de felicidad, una gran sonrisa iluminaba su rostro no solo por lo que le había dicho Rin sino por haber ganado el corazón de ella ante un rival como Sesshomaru.

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Feliz Dia Internacional de la Mujer!!!!!

Dia Internacional de la Mujer

Dia de la Mujer

Amigas de Luna Blog un saludo muy especial en este dia!!!!!!!

Hemos tomado prestada esta bella imagen del sitio http://linkmesh.com 

para saludarlas porque considero que, aunque sea una fantasia, tiene reunida en ella todo lo que considero que representa a una mujer. Tiene el porte de una reina, la delicadeza propia de nuestro sexo, la magia y fantasia que rodea el mundo femenino…

Y para quienes se preguntan si estoy loca… les dire que no. A ver, acaso no tenemos reino? Si, nuestra casa, cuando llegamos cansadas de trabajar y tenemos que llamar a los desordenados que dejaron las mochilas, championes, uniformes, corbatas y hasta medias sucias desparramadas por toda la casa aprovechando nuestra ausencia, al igual que una reina tenemos que defender el reino del caos que quiere invadirlo y apoderarse de el llamando a los soldados y ordenandoles para que vuelva a reaparecer el orden.

Nuestro trabajo tambien es nuestro reino, cuando tenemos que solucionar los problemas o alentar a la gente para que trabaje. O decirnos a nosotras mismas sino hago esto no salimos a flote porque nadie quiere hacer nada… 

Cuando tenemos que hacer algo que no va con nuestra fuerza fisica y buscamos a alguien que nos ayude…a quien encontramos? A nosotras mismas, si tenemos un espejo que nos refleje. Que hacemos entonces? Con toda la delicadeza y galanura de nuestro sexo le damos un empujon o una patada para mover aquello que no movio nadie porque huyeron todos y nos dejaron solas para que nos arreglaramos como pudieramos.

Y  la magia y fantasia? Se preguntaran Uds…Bien, cuando estamos en casa o trabajando de niñeras y tenemos que cambiar pañales que hacemos? pensamos en flores y aire libre, aire  limpio, muy limpio, limpioooo.

Cuando estamos en nuestros distintos empleos y aparece el clasico olor a pie sucio, irrespirable, contenemos la respiracion pensando: que pase rapido y nos imaginamos que estamos en algun mar del caribe nadando por eso contenemos la respiracion mientras vislumbramos algun arrecife de coral con peces y mucha luz…Y si somos de las afortunadas previsoras que siempre llevamos algun aerosol o perfume en nuestra cartera nos haremos de cuenta que estamos en el pie de una montaña donde abundan las flores y ese extraño aroma a pie sucio y perfume pertenece a la extraña flor que florece solo en los meses de verano y dura, dicho sea de paso, tooooodo el verano.

Creo que con esto he dejado en claro mi pensamiento, pueden dejar sus comentarios, siempre con respeto y sin fanatismo, todas tenemos derecho de expresar nuestras opiniones.

Asi que una vez mas, Jade y Cristaldeluna, las saludan en este 2020!!!!!

Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , , | 4 comentarios

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo IX

CAPITULO IX

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo IX

 -Hola, Inuyasha – saludó Miroku – ¿Cuándo regresaron?

-Hola, Miroku, Atsuyo – saludo – regresamos hoy. ¿Qué hacen aquí?
-Bueno – dijo Atsuyo – venía a ver a Rin.
– En realidad, Atsuyo viene a declararle su amor a Rin – dijo Miroku con aire solemne.
-Excelencia – dijo nervioso – en realidad solo vine a verla.
-No seas miedoso, Atsuyo – dijo Miroku con aire ceremonioso – Debes decirle a Rin tus sentimientos por ella.
-Sí lo sé, pero…
-Nada, nada – dijo Miroku haciendo un ademan con su mano – un hombre no debe tener miedo de decirle a una mujer cuanto la ama.
– ¿Será por eso que Rin estaba preguntando sobre el amor? – Preguntó intrigado Inuyasha.
Atsuyo y Miroku lo miraron asombrados no pudiendo contener la misma exclamación:
– Eeeehhh?
Inuyasha los miro extrañado, exclamando:
– Pero, ¿Qué mosca les pico a Uds.?
– ¿Ella dijo por qué quería saber eso? – Preguntó Miroku.
– ¿Y yo como voy a saber? – Refunfuño Inuyasha –Dijeron que era asunto de mujeres y se metieron a la casa para hablar y tomar té.
– ¿Así que no sabes por qué pregunto eso? – Dijo Miroku pensativo.
-Ya te dije que no lo sé – dijo Inuyasha con fastidio.
– ¿Qué está pensando, excelencia? – Preguntó Atsuyo.
-Creo que debemos acercarnos a la ventana y escuchar de que hablan. – Dijo Miroku con toda tranquilidad.
– ¿Pero que dice, excelencia? – Dijo escandalizado Atsuyo.
-Pero, ¿Qué tienes en la cabeza, Miroku? – Dijo Inuyasha mirándolo fijamente –Si llegan a verte espiando te meterás en problemas.
-Eso no será así, nos acercaremos silenciosamente y escucharemos sin hacer ruido así no sabrán que estamos ahí.
– ¿Estás loco? – Dijo Inuyasha dando un salto. – Y por que dices nos acercaremos? Tu eres el que quiere fisgonear lo que ellas hablan.
-No, no estoy loco – dijo – ¿No te gustaría saber de qué están hablando? Tu hermano también va a estar en la conversación a juzgar por lo que Atsuyo me dijo.
– ¿Sesshomaru? ¿Qué tiene que ver el en todo esto? – Preguntó extrañado.
-Eso es lo que vamos a averiguar – dijo Miroku que comenzó a caminar hacia la ventana.
Inuyasha y Atsuyo se miraron y siguieron a Miroku que ya estaba cerca de la ventana, se dio vuelta y les hizo un gesto para que guardaran silencio.
– ¿Sabes que nos vamos a meter en problemas, Miroku? – Refunfuño Inuyasha bajando la voz.
-Si sigues hablando así será, ahora guarden silencio y escuchemos – dijo en un susurro.
Inuyasha sacudió la cabeza y suspiró, no deseaba estar ahí sabía que si Aome lo descubría se enojaría con él y usaría la famosa palabra del rosario para castigarlo por estar espiándolas, pero su curiosidad podía más que la razón. Aparte de todo eso quería saber porque el nombre de su hermano estaba en el centro de la conversación.
Los tres se pusieron a escuchar la conversación de las jóvenes.
– ¡Cuéntame, Rin! – Le dijo Aome – ¿Qué es lo que te ocurre?
-Aome – dijo Rin –estoy confundida, algo que siempre tuve en claro fue que deseaba estar con el señor Sesshomaru para siempre, sé que él es difícil a veces, pero tiene un buen corazón, aunque a veces no lo parezca. Pero desde que estoy aquí algunas cosas han cambiado, cosas que yo sentía, que pensaba, que imaginaba. Lo que nunca cambio fue mi deseo de que el señor Sesshomaru viniera y me dijera que era hora de partir. Cuando lo vi hace unos días pensé que venia a buscarme y me alegre mucho, pero después de que me beso la otra noche tengo miedo y muchas dudas…
– ¿Sesshomaru te beso? – Dijeron a coro Aome y Sango.
-Sí – dijo Kaede al ver que Rin no respondía –yo también me asombre al escuchar eso.
– ¡No puedo creerlo! – Dijo Sango asombrada – ¡Quién lo hubiera imaginado!
– ¿Y cómo fue Rin? – Preguntó Aome entusiasmada –Cuéntame y no omitas detalle.
Miroku e Inuyasha que estaban más cerca de la ventana se quedaron boquiabiertos, Inuyasha no podía creerlo le costaba imaginarse a Sesshomaru siendo amable, pero imaginarse algo como eso era totalmente imposible.
– ¡Vaya! – Pensó Miroku –Pero que pícaro resulto después de todo.
– ¿Qué ocurre? – Preguntó Atsuyo al ver la expresión de sus rostros.
Miroku se dio cuenta de que la situación se iba a complicar más de lo que él creía, no había contado encontrarse con algo así teniendo en cuenta la manera de pensar de Sesshomaru, se dio cuenta de que el altercado con Atsuyo no había sido un simple gesto de malhumor característico de Sesshomaru fue el encontrarse con alguien que se atravesaba en su camino para llegar al corazón de Rin.
– ¡Hola, muchachos! – Saludo alguien – ¿Qué están haciendo ahí?
Los tres se quedaron congelados al escuchar la voz de Kohaku.
– ¡Oigan Uds.! – Dijo Shippo – ¿A quién están espiando? ¿Qué hacen en esa ventana?
– ¡Shhh! – dijo Miroku haciéndole gestos para que guardara silencio – ¡Shhh!
Inuyasha se escondió al ver que Aome miró hacia la ventana. A esta le pareció ver a alguien escondiéndose y pensó:
– ¡Con que sí, eh!
– ¡Abajo! – Gritó Aome ante la mirada asombrada de Kaede, Sango y Rin – ¡Abajo!
– ¡Ay! – Dijo Inuyasha – ¿Pero yo que hice?
Aome se asomó por la ventana ante la mirada atónita de Kohaku y Shippo y le dijo:
-Te lo tienes merecido por espiar. Hola chicos ¿como están? – Saludó con una sonrisa.
Inuyasha se puso de pie y le gritó:
-Pero si fue Miroku el de la idea de escuchar lo que hablaban.
Aome lo miró y Miroku nervioso le dijo:
-Ya, ya, creo que esto no es más que un malentendido.
Se dio vuelta para irse, pero se encontró con Sango que lo miraba de brazos cruzados y el ceño fruncido.
-Cariño – le dijo –puedo explicarlo.
-Ya lo creo – dijo Sango propinándole un golpe –eres un pervertido.
-Pero si solo estaban hablando – se defendió Miroku.
-Déjate de excusas tontas – gritó Sango.
Kohaku y Shippo miraban sin entender nada, Atsuyo estaba visiblemente avergonzado sobre todo cuándo Rin salió a ver que pasaba.
– ¿Por qué es todo este alboroto? – Preguntó Shippo.
-Sí, yo también deseo saberlo – dijo Kohaku – ¿Me quieres decir, hermana?
Sango los puso en antecedentes obviando ciertos detalles que según ella no era necesario que ellos supiesen.
-Sabía que el señor Sesshomaru estaría por aquí – dijo Kohaku –por eso vine, tenía deseos de verlo.
-No entiendo porque dices eso – refunfuño Inuyasha –Sesshomaru sigue siendo el mismo de antes, no creo que le importe si tienes deseos de verlo o no.
– ¡No seas así, Inuyasha! – Dijo Aome –Hace mucho que no ves a Sesshomaru.
-No importa el tiempo que pase sin verlo, sigue siendo el mismo engreído de siempre.
– ¡Tonto! No sé porque no admites que extrañas no verlo, después de todo es tu hermano.
Inuyasha dio un respingo y la miró molesto:
-Oye yo no lo extraño. ¿Qué te pasa? Sabes bien lo que él opina de mí y, por cierto, no me importa tampoco.
-Sí, lo que digas – dijo Aome como al descuido.
-Bien, – dijo Miroku intentando tranquilizar la situacion –creo que es muy agradable que todos estemos aquí reunidos, pero el joven Atsuyo tiene algo que decirle a Rin y creo que no hay mejor momento que este, así que adelante Atsuyo. ¡Habla!
Atsuyo se rascó la cabeza mientras todos lo miraban.
-¿Qué haré? – Pensó – ¿Le diré lo que siento por ella?
Miroku lo miró y tosió.
-Será mejor que se apresure – pensó –con lo que dijo Rin el joven Atsuyo no tiene muchas posibilidades. Pero, por otro lado, Sesshomaru siempre sintió desprecio por las criaturas como Inuyasha. ¿Cómo podría enamorarse de la bella Rin y tener hijos con ella, si estos serían hanyous cómo Inuyasha? No tiene mucho sentido lo que ocurrió, esto va a ser un verdadero problema.
Rin se acercó a Atsuyo y le preguntó:
– ¿Qué querías decirme, Atsuyo?
-Rin, – dijo nervioso- Rin yo…
– ¿Sí? –Dijo Rin.
-Yo no quiero que te vayas de la aldea –le dijo tomándola de la mano –quiero que te quedes aquí.
– Pero ¿ qué dices, Atsuyo? –Preguntó Rin asombrada bajo la atenta mirada de todos que esperaban ver que era lo que iba a responder –Sabes bien que el señor Sesshomaru me dejo aquí por un tiempo y después me llevaría con él de nuevo.
Atsuyo se molestó con la respuesta de Rin con fastidio y visiblemente molesto le dijo:
-Siempre dices lo mismo, Rin. ¿No has pensado que tal vez él haya cambiado de parecer? Después de todo él no te ha dicho que vino por ti. ¿O sí? ¿No has pensado acaso que aquí en la aldea tienes amigos y gente que te quiere y desea que te quedes con nosotros?
-Pero el señor Sesshomaru… -dijo Rin.
-El señor Sesshomaru, el señor Sesshomaru –dijo Atsuyo deja de pensar tanto en el señor Sesshomaru y piensa un poco más en ti. ¿Acaso no eres feliz aquí?
-Si, lo soy –dijo.
– ¿Y si es así, por qué tienes que irte? Puedes quedarte aquí.
-Pero…
-Rin –dijo Atsuyo volviendo a tomar su mano –yo te amo. No quiero que te vayas, sé qué puedo hacerte muy feliz. Además, tú perteneces a este lugar tienes que estar con tu gente.
-Pero…
-Piensa, Rin. ¿Qué clase de vida tendrías siguiendo a Sesshomaru? Eso estaba bien cuándo eras una niña, pero ahora eres una mujer. No sería bien visto que anduvieras siguiéndolo por todas partes. ¿Acaso crees que a él le importarías? Sabes cómo es, jamás te amaría, en cambió yo te amo desde hace mucho y nunca me atreví a decirte nada. Piénsalo Rin, conmigo tendrías una familia, algo que con Sesshomaru no podrías tener porque sabes bien lo que él piensa sobre los híbridos cómo Inuyasha.
– ¡Oye! – Dijo Inuyasha molesto – ¿Por qué le dices eso?
-No te ofendas, Inuyasha – respondió Atsuyo –no tengo nada contra ti, pero tú mismo dijiste infinidad de veces que Sesshomaru te odiaba por ser mitad humano y que más de una vez intentó matarte. Es más, tú mismo le cortaste el brazo a tu hermano en una pelea en la que él te hubiera matado sin dudarlo.
-Sí, lo sé – dijo Inuyasha algo incomodo – pero también sé que en más de una ocasión Sesshomaru me ayudó, aunque él lo negara y yo también. Aunque no me guste debo reconocer que él ha cambiado mucho en su manera de ser y me molesta que lo juzgues tan a la ligera, si deseas declararle tu amor a Rin me parece bien, pero me molesta que solo veas los defectos de Sesshomaru y se los hagas notar a Rin. Además, si alguien sabe realmente cómo es él, es Rin porque después de todo el comenzó a cambiar cuándo la conoció a ella.
– ¡Gracias, Inuyasha! –Dijo Rin conmovida.
– ¡No digas tonterías! –Gruño – Lo justo es justo.
-Inuyasha –pensó Aome emocionada –saliste en defensa de tu hermano después de todo.

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

El Adios a un Grande del Baloncesto

 

Kobe Bryant

Hoy, realmente, es un dia triste pero la tristeza comenzó ayer al saberse la noticia que conmociono y enluta, no solo a varias familias sino tambien al deporte todo. Ayer el helicóptero en el que viajaba Kobe Bryant se estrello falleciendo el, su hija de 13 años y siete personas mas que viajaban con el. Todos los allegados al baloncesto están conmocionados con esta noticia, no creo que haya una sola persona que no sepa quien era Kobe Bryant.

Para mi, que recién comenzaba a descubrir la NBA y a ver los partidos en la tele, verlo llegar a el integrándose al equipo con sus buenas jugadas, sus anotaciones, su presencia…

Durante mucho tiempo estuve al pendiente de su juego, de los campeonatos  y cuando deje de ver los partidos y seguirlos por la tele siempre escuchaba el nombre de Kobe Bryant en la noticias deportivas, cosechando triunfos en su carrera deportiva brillando como una estrella…

Pero este domingo en la mañana la estrella se apago, dejo de brillar en la tierra para brillar en el cielo, el y su pequeña, apasionada del baloncesto igual que su padre. Brillaran para toda la eternidad, juntos. Su nombre se convirtió en leyenda, una leyenda que traspasara el tiempo y el espacio. No solo por quien fue sino tambien por como se fue…

Tambien se recordara a quienes se fueron con el, porque hay siete familias mas con el corazón destrozado por la perdida de aquellos que acompañaban a Kobe Bryant, ellos tambien brillaran en el firmamento y allí los buscaran los que los aman.

No voy a escribir sobre los logros de Kobe, ya hay muchos haciéndolo, solo quiero compartir unas palabras para despedirlo, a el y a todos los que se fueron con el y decirles a todas las familias que no están solos, que muchas personas están con ellos, que los sentimientos de muchos los están acompañando, que están orando por todos uds. para que tengan fortaleza y aunque el camino sea muy duro sigan adelante porque los que se fueron asi lo querrian. Descansen en Paz. 

Publicado en noticias | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Recordando a IKNIME Fansub

IKNIME

IKNIME Fansub

Hola, amigos de Luna Blog!!!!! Hoy estaba haciendo remembranzas de mis primeras épocas en esto maravilloso que son los anime, no voy a mencionar títulos ni cuales fueron los primeros, solo dire que he visto muchos y algunos se han quedado en mi, siendo parte de mi vida y mis recuerdos. Cuando en el 2009 salió Inuyasha Kanketsu-hen descubrí lo que eran los blogs y los fansub, lugares donde comentar y conocer las noticias de los animes, aprender lo que significaban las palabras de los fansuber como el encodeo, extraer los subtítulos, pegar los subtítulos, convertir a formato, hd, sd, mp4, karaokes, openings y endings y todo el estilo que cada fansub daba a los episodios. Algunos de mejor calidad que otros, algunos daban a sus subtítulos colores sobrios como el gris claro o blancos…Otros en cambio daban a los suyos estridentes colores a cada personaje siendo la firma indiscutida del fansub, hablamos obviamente de IKNIME FANSUB.

Por que traigo esto a colación? Porque hoy navegando por internet busque al fansub de mis amores y no pude hallarlo lo que me lleno de tristeza. Visitaba su pagina varias veces en la semana una buena cantidad de animes estaban a disposición de los diferentes visitantes. Desde que termino Naruto no hubo algo que captara mi atención como para seguirlo, entraba esporádicamente para ver que había. Boruto no me interesaba, hubiera querido que Naruto siguiera unas temporadas mas. Pero me alejo del tema que inicio esta entrada o sea comentarles la supuesta desaparición de IKNIME.

Como le ha pasado a muchos fansubs llega un momento en el que hay que decidir que camino seguir. La gran mayoría de sus integrantes son jóvenes estudiantes que matizan los estudios con esta pasión que son los fansubs y en cierto momento cuando arrecian lo estudios o estos se terminan y se pasa a la vida laboral hay que dejar este mundo maravilloso del fansub. Ingelo y Laris11 siguieron adelante con IKNIME a pesar de los cambios en sus respectivas vidas. Estuve viendo la pagina de IKNIME  en Facebook y hace varias semanas que no hay movimiento, solo los usuarios que se preguntan que paso con la pagina.

Como muchos fansub tambien tuvieron que lidear con el borrado de los links por el copyright. En esa época era una carrera frenética para ver quien sacaba primero el episodio del anime que estuviera de moda.

No se si en algún momento volveré a encontrar a IKNIME en funcionamiento, como tantas cosas en la red hoy están, ya mañana desaparece y en unos días las vuelves a encontrar como si siempre hubieran estado ahi.

Por este motivo hago esta entrada, para recordar con cariño a este fansub y a todos los que participaron en el, manteniendo el estilo único de sus subtitulos y la calidad de sus episodios en imagen y vocabulario.

Desde el fondo de mi corazón…Gracias IKNIME por todo lo que nos brindaste en tu larga trayectoria.

Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , , , , | 6 comentarios

Feliz y Prospero 2020

Estimados amigos de Luna Blog, en una pocas horas llegara a su fin el Año Viejo 2019. Como todos los Años llego siendo un bebe y ahora se despide siendo un adulto, con un bagaje de cosas que recogió en su largo caminar. Para muchos fue un buen año en el que vieron la concreción de sus proyectos y sus sueños, para otros fue al contrario, pero en este momento y a tan pocas horas de despedirlo todos miran con esperanza y optimismo al Nuevo Año que vendrá.

Todos deseamos que el Año que comienza venga con alegría, con encuentros, con mejorías en todos los ámbitos de nuestra vida. Que ese pequeño que se hara gigante con el correr del tiempo colme nuestras expectativas. Es por ese motivo que Jade y yo queremos desearles a todos un muy Feliz y Prospero Año Nuevo, que miren con optimismo y de manera positiva este nuevo comienzo, que no pierdan la esperanza, que tengan fe, que confíen en uds. mismos, que fortalezcan los lazos familiares, la amistad, el trabajo etc.

Es por ese motivo que nuestros mejores deseos estan con todos uds. amigos y visitantes de esta su casa. Esperamos que tambien en este 2020 nos sigan acompañando.

Muchas felicidades!!! 

Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Feliz Navidad 2019!!!!!!!!!

untitled n_Copy

Jo jo jo Feliz Navidad a todos!!!!!!!!

Jo jo jo Este año llegue antes que Inuyasha y su banda jo jo jo Que suerte jo jo jo

Amigos, amigas, visitantes de Luna Blog, les deseamos que tengan una Feliz Navidad!!!!

En esta noche especial apreciemos los buenos momentos que vamos a compartir con amigos y familiares. El bullicio de los pequeños, el apuro de los adultos y la inquietud de los adolescentes.  Miremos con optimismo y esperanza una nueva Navidad que no sera igual para todos, pero nos encamina a lo que es la esencia de la Navidad, no solo el afán de recibir sino tambien el afán de dar, de compartir, de abrazar a  aquellos que hace tiempo no se ven y que aprovechan esta fecha en especial para verse y estar juntos… Por esa razón para todos y todas Feliz, Feliz Navidad!!!!!!!

Oye, Sesshomaru, ese viejo barbon dejo el saludo navideño que teníamos que hacer nosotros.

Nosotros? Tu, querrás decir, Aome te dijo que no perdieras tiempo y que dejaras el saludo este Año. No entiendo porque los humanos se preocupan tanto por esto.

Sabes? Si no hubieras perdido tanto tiempo con el árbol habríamos llegado antes…

Yo no era el que estaba columpiándome en el árbol como un tonto hasta que se vino abajo.

Pero que dices, Sesshomaru? yo ya me había bajado cuando el árbol se cayo, no es mi culpa si la tonta de Aome no puso bien el árbol.

A quien le dices tonta, Inuyasha? Y que le paso al árbol?

Vamos Inuyasha, no te quedes callado, Aome espera una respuesta.

Quieres cerrar la boca, Sesshomaru? Nadie te pregunto a ti.

Aaaaaah!!! Inuyasha!!!!! Que le paso a mi árbol? Está todo roto

Porque haces tanto alboroto? Es solo un árbol, ve y corta otro…

Inuyasha…abajo, abajo, abajo, ABAJO, ABAJOOOOOOO, tonto no entiendes nada.

Eso duele… pudo ser peor

Eres una desgracia, Inuyasha, nuestro Padre estaría avergonzado…

Espera, Sesshomaru, a donde vas? No te vayas, vuelve aquí……

Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo VIII

CAPITULO VIII

Sesshomaru y Rin

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro

Atsuyo salió de su casa y se desperezo mirando como el sol se extendia sobre el campo.        – ¿Qué puedo hacer? – Pensó mientras recordaba la actitud de Rin – Creí que Rin se quedaría en la aldea para siempre, pero ahora que el esta aquí no sé que pasará.

Pensó unos minutos como enfrentar la situación, hasta que decidió ir a hablar con Miroku, el podría aconsejarle que hacer.
Miroku se encontraba sentado en el frente de su casa junto a Sango y los niños cuándo vio a Atsuyo dirigirse hacia ellos.
Se puso de pie y lo saludo alegremente:
-¡Atsuyo! Buenos días. ¿Qué te trae tan temprano por aquí?
-¡Buenos días, excelencia! Sango, niños, buenos días. – Saludo _ Necesito hablar con Ud. de algo importante.
-Debe ser muy importante si vienes tan temprano, toma asiento – dijo señalando un banco – ¿En que puedo ayudarte?
Atsuyo se sentó, algo incómodo miró a Sango y a los niños que estaban ahí.
-Es… es algo personal – dijo nervioso.
-¿Algo personal? – Preguntó Miroku sorprendido.
-Sí, así es – dijo Atsuyo, mirando de nuevo a Sango y los niños – Algo…algo entre hombres.
-¡Ah, ya veo! – Río Miroku – Es algo entre hombres, ¿no es así?
– Sí, algo así, excelencia.
-Bien, entonces hablaremos los dos. ¡Querida! – Dijo dirigiéndose a Sango – ¿Nos puedes dejar solos para que hablemos?
Sango se molestó, quería enterarse de lo que pasaba pero se dio cuenta que Atsuyo no hablaría estando ella.
-Pues ni modo – pensó.
Se acercó sonriendo como si no le importara lo que ellos iban a hablar.
-Mientras Uds. hablan llevaré a los niños a la casa de Maki. Piensan hacer una huerta y un jardín, tendrán que trabajar mucho para hacerlo. Después iré a buscar unas hierbas y pociones que me hacen falta, así que demoraré bastante en regresar.
-Está bien, querida – dijo Miroku – Niños, pórtense bien.
-Nos portaremos bien, papá – dijeron los niños abrazándolo. – Hasta luego, papá, hasta luego Atsuyo.
-Adiós niños – saludó Atsuyo.
Sango se fue con los niños y los dos hombres se sentaron a hablar.
-Bien Atsuyo – dijo Miroku – ¡Cuéntame!
-Excelencia, – dijo Atsuyo – hace tiempo cuándo Naraku fue destruido y Rin se quedó en la aldea…
-¿Te refieres a cuándo Sesshomaru dejó a la pequeña Rin al cuidado de la anciana Kaede?
Atsuyo miró a Miroku algo incomodo y respondió:
-Sí, a eso me refiero. Yo tenía unos años más que ella, recuerdo que en ese entonces no era fácil hacerse amigo de ella ya que lo único que quería era irse con Sesshomaru. Me llevó mucho tiempo entablar amistad con ella. Nunca aceptaba mis invitaciones para jugar, hasta que un día me dí cuenta que le gustaba pescar, entonces le pedí que me acompañara a un lugar donde los peces eran tan grandes como nosotros. Al principio dudo en acompañarme, pero después de mucho insistir y aclarándome que me acompañaría solo para demostrarme que no había peces de nuestro tamaño acepto mi invitación. Claro está nunca encontramos los famosos peces gigantes, pero ella pescó los mejores ese día. Así fue como nos hicimos amigos.
-Ya veo, – dijo Miroku – por eso siempre dice que es mejor que tú pescando.
– Y tiene razón, lo es – admitió Atsuyo.
– Pero tú no has venido hasta aquí para hablar de quién es mejor pescando ¿cierto?- Preguntó Miroku.
-No, excelencia – dijo Atsuyo – con el tiempo y la ausencia de Sesshomaru, pensé que ella se quedaría en la aldea. Creí que al vivir aquí y tener amigos ya no querría irse, imagine que tal vez se enamoraría de alguien de la aldea.
– ¿Estamos hablando de ti? – Preguntó Miroku – ¿Alguna vez le dijiste lo que sentías por ella?
-No – se lamentó Atsuyo – siempre pensé que había tiempo, que debía tomar las cosas con calma y no presionarla.
– Pero ahora con la llegada de Sesshomaru sientes que ya no hay tiempo y que no tienes posibilidades con ella.
– Así es – asintió Atsuyo – Ahora que Sesshomaru esta aquí pienso que querrá llevársela.
– Bien, pues mi consejo para ti es que hables con Rin y le digas lo que sientes por ella. Si bien Sesshomaru la dejó con la promesa de volver por ella, el quiere que ella este segura de donde quiere vivir y con quién quiere estar. Sesshomaru puede ser muchas cosas pero respetará la decisión de Rin sin importar cuál sea esta. Después de todo nadie sabe bien cuáles son las intenciones de Sesshomaru con respecto a Rin, el siempre la protegió y la salvó cuándo estuvo en peligro, pero todos sabemos bien como piensa Sesshomaru con respecto a los humanos y a la unión entre ellos y los demonios.
– Si, eso fue lo que le dije a el la otra noche cuándo le dije que Rin debía quedarse en la aldea con nosotros y no irse con el ya que yo la amaba y sería más feliz conmigo y viviendo entre los suyos.
– ¿Eso le dijiste? – Preguntó sorprendido – Tuviste suerte que no te matará por eso, con Sesshomaru nunca se sabe como va a reaccionar.
– Ya lo creo – dijo Atsuyo – me arrojó contra los árboles, pensé que me mataría, pero se fue.
– Ya veo, – dijo – pero si fuera tú hablaría con Rin antes de que ella decida irse sin saber tus sentimientos.
– ¿Realmente cree eso? – Preguntó.
– Sí, – dijo poniéndose de pie y con cara seria sentenció – debes decirle a Rin lo que sientes y para que no tengas temor, ni te sientas solo voy a acompañarte. Que no se diga que Miroku no ayudo a un joven enamorado a declarar su amor a una hermosa jovencita. ¡Vamos!
-¿Ud. cree que es necesario, excelencia? – Dijo Atsuyo algo temeroso al ver la actitud del monje.
-¡Claro que sí! El amor es algo hermoso y no podemos dejarlo pasar. ¡Vamos ya!
Tomó su báculo y comenzó a caminar hacia la casa de Kaede, se detuvo y volteó hacia donde estaba Atsuyo:
-¿Qué esperas? ¡Muévete!
Atsuyo lo miró sorprendido.
– Ya voy, ya voy – dijo acompañando a Miroku.
Inuyasha se sentó en el borde del pozo y con gesto de fastidio exclamó:
-Date prisa, Aome, no sé porque tienes que traer tantas cosas cada vez que vamos a tu casa.
Aome se asomó con gran esfuerzo y le dijo:
– Pero ¿que dices? Si eres tú el que quiere traer toda esta comida Ninja. ¡Así que ayúdame con la mochila, tonto!
Inuyasha dio un respingo.
– Esta bien, no es necesario que me grites – dijo tomando la mochila y sacándola de un tirón del pozo – ¿Eh? Ese olor…
– ¿Qué pasa, Inuyasha? – Preguntó Aome alarmada.
– Sesshomaru esta aquí – dijo.
– ¿Qué? ¿Aquí en el pozo? – Dijo Aome mirando a su alrededor.
– No seas tonta – le dijo Inuyasha – esta en las cercanías.
– ¡No me digas tonta! – Dijo molesta – ¡Abajo!
Inuyasha dio de cara contra el suelo.
-¡Ay! ¿Hasta cuándo vas a dejar de decir eso? – Preguntó.
-¡Cuándo dejes de ser tan tonto! – Le gritó apretando los puños.
Se puso seria con un gesto pensativo mirando al cielo y le preguntó a Inuyasha:
-¿Crees que haya venido por Rin?
– ¿Y yo como voy a saberlo? – Refunfuño – Con el nunca se sabe, solo anda por ahí dándose aires de gran señor.
– No digas eso, Sesshomaru puede parecer antipático y malvado muchas veces, pero en el fondo no es así y cuándo se trata de Rin deja a un lado su orgullo y frialdad y hace lo que sea para que ella este bien.
– ¿Estamos hablando del mismo sujeto que quería matarme para quedarse con la espada que me dejo mi padre?
– Eso fue antes de que Sesshomaru conociera a Rin y se hiciera cargo de ella, después el cambio mucho aunque siempre se esforzó por disimular ese cambio.
– Si, tienes razón. Vayamos a ver a Kaede y Rin.
Sango y Kaede estaban conversando animadamente cuándo vieron llegar a Inuyasha y Aome.
-¡Hola! – Saludó Aome – Hola a todos.
– Aome, Inuyasha bienvenidos – dijo Kaede.
– Hola ¿Cómo están? – Saludo Sango – ¿Cómo estaba tu familia, Aome?
– Todos bien, gracias – dijo Aome – pero ya quería regresar. Los eche de menos a todos, cuéntenme que ha pasado en nuestra ausencia.
– Bien – dijo Kaede – te pondré al corriente.
Y acto seguido pasó a contarles a Aome e Inuyasha algunos detalles de la visita de Sesshomaru, sin mencionar el beso entre el y Rin considerando que no le correspondía a ella comentar sobre ello.
Rin se despertó al escuchar las voces afuera.
-¡Cielos! ¿Qué hora será? – Se preguntó – Parece que todos están levantados.
Se levantó y se lavó la cara para refrescarse, peinó su cabello con un lazo como lo usaba siempre y salió para ver de quienes eran las voces que hablaban tan animadamente, alegrándose al ver que se trataba de Inuyasha y Aome.
– Hola – saludo – ¡Que alegría que estén de regreso!
– Hola, Rin – saludaron todos.
– Cuéntame Rin como ha estado todo – le dijo Aome – la anciana Kaede me dice que Sesshomaru vino a visitarte después de tanto tiempo, imagino que estarás muy feliz por eso.
– Sí – dijo Rin – estoy muy feliz. ¿Qué más les contó?
– Nada más – dijo Kaede con aire serio – Serás tu la que hable si quieres hacerlo.
– ¿Quieres decirnos algo? – Preguntó Sango.
– No…no sé, estoy confundida.
-¿Confundida? ¿Por qué? – Preguntó Aome.
Rin las miró, no sabía si decirles o no lo que había pasado ya Kaede se había disgustado con ella al enterarse, tal vez ellas también se molestarían además Inuyasha estaba ahí no podía hablar frente a él.
-¡Vamos, habla ya! – Se impacientó Inuyasha – ¿Acaso ese engreído de Sesshomaru vino a causar problemas? Porque si es así se las tendrá que ver conmigo.
Todas lo miraron con una expresión de asombro hasta que Aome dijo:
-¡Abajo!
Y como siempre Inuyasha dio de cara contra el suelo.
– Aome – dijo Rin.
– Dime Rin ¿Qué te preocupa? – preguntó Aome.
-¿Tuviste dudas cuando te enamoraste de Inuyasha? – Preguntó Rin.
– ¿Dudas? – Pensó Aome y sonrió – El amor no es fácil, Rin, a veces resulta confuso y hace que cuestionemos todo lo que hagamos y las decisiones que tomemos. ¿Por qué preguntas?
– No, por nada – dijo Rin bajando la cabeza.
– Creo que deberíamos ir adentro y tener una charla de mujeres. ¿Te parece bien? – Dijo Aome.
– Sí – dijo Rin – me parece bien.
– Bien, entonces vayamos adentro – dijo Kaede – prepararé té y podremos hablar tranquilas.
– Lo siento Inuyasha, tendrás que quedarte aquí – le dijo Aome.
– No importa – dijo molesto – no me interesan las conversaciones suyas. Iré a ver a Miroku.
Terminó de hablar y se dio cuenta que ya se habían ido y lo habían dejado hablando solo.
– ¡Pero que groseras! – pensó.
Se levantó para irse cuándo vio que Miroku y Atsuyo venían hacia ahí.

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo VII

 

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro

Capitulo VII

– ¡Señor Sesshomaru! ¡Señor Sesshomaru, no me deje! – Gritó Rin que de un salto había quedado sentada en la cama.

– ¿En donde estaré? – Se preguntó mirando a su alrededor, cuándo la silueta de una persona se asomó a la puerta.

Miró con sus ojos llorosos y vio a la señora Kaede que sosteniendo una vela en su mano se aproximaba a la cama.

– ¡Por Dios, Rin! ¿Qué te sucede, te encuentras bien?

-Señora Kaede, ¿es usted? ¿Cómo llegue hasta aquí? ¿Quién me trajo, cuánto hace que estoy inconsciente?

Kaede la miro como si no entendiera las preguntas que Rin le hacía.

-No entiendo porque preguntas eso Rin – le dijo sacudiendo la cabeza.

– ¡Por favor! – Suplicó – Respóndame.

Kaede se acercó y se sentó en el borde de la cama.

-Bien, realmente no se porque preguntas eso, pero voy a responderte…- Se detuvo un momento que a Rin le pareció una eternidad, tomo aire, suspiro y le dijo – El señor Sesshomaru fue el que te trajo…

– ¿El señor Sesshomaru? ¿Cómo es posible que me haya traído después de lo que me dijo? ¿Esta segura que fue el? – Interrumpió Rin.

Kaede la miró, realmente no entendía que le pasaba.

– ¿Por qué me preguntas eso, niña, que ocurre contigo?

Rin la miró y cubriendo su rostro con las manos comenzó a llorar nuevamente.

– ¡Por Dios, Rin! –Exclamó Kaede – Estas haciendo que me asuste, ¿por qué lloras?

-Señora Kaede, señora Kaede – sollozó – usted tenía razón.

– ¿En que tenía razón, Rin? Habla ya, niña, no entiendo lo que esta pasando.

– El señor Sesshomaru, el no me va a llevar, piensa dejarme aquí en la aldea, me dijo cosas horribles no podía – dijo mientras seguía llorando sin consuelo – no podía creer que me estuviera hablando así. Parecía alguien totalmente diferente. Fue tan cruel conmigo y el señor Jaken.  El señor Jaken también me dijo cosas horribles y estaba feliz de que el amo Sesshomaru no me llevará con el, me dijo que yo solo sería una carga, un estorbo. ¡Fue tan cruel! ¿Cómo pudo decirme eso? Yo solo quiero estar con el señor Sesshomaru, como cuando era una niña e iba a todas partes con el. ¿Por qué tuvo que dejarme en esta aldea? Si me hubiera llevado con el, esto no habría pasado. ¡No habría pasado nunca!

Siguió llorando sin consuelo, hasta que Kaede la interrumpió.

-Rin, – le dijo – se que cuando me dijiste que el señor Sesshomaru te había besado te dije que eso no debía haber pasado ya que el es un yokai y tu una humana…

– Y tenía razón, señora Kaede, le pido perdón por las cosas que le dije – se disculpó Rin –debí haberla escuchado.

Kaede cerró su ojo por un momento y luego perdiendo la paciencia la rezongó con voz firme:

– ¿Quieres callarte, Rin, y escucharme sin interrumpir? ¿Puedes hacer eso?

Rin dejó de llorar y la miró con sus ojos grandes, iba a decir algo, pero Kaede no se lo permitió.

-Guarda silencio, Rin – rezongo – Quiero que me escuches con mucha atención y después de que yo termine de hablar podrás preguntar lo que quieras, antes no, ¿entiendes lo que te digo?

Rin asintió con la cabeza y espero a que Kaede empezara a hablar.

-No sé porque me haces todas esas preguntas sin sentido y no entiendo porque dices que el señor Sesshomaru y el señor Jaken fueron crueles contigo.

Cuando te dije que el señor Sesshomaru te trajo, no estoy mintiendo, el te trajo porque era tarde para que estuvieras sola por ahí, en cuánto a lo cruel que supones que el fue contigo, no creo que tengas razón para pensar así.

-Pero señora Kaede – protestó Rin a punto de llorar nuevamente.

Kaede levantó su mano y le hizo un gesto a Rin para que guardara silencio.

-Cuándo me dijiste que el te besó no debí haber reaccionado como lo hice, creo que el temor de perderte me hizo hablar sin pensar, tampoco debí haber juzgado al señor Sesshomaru tan duramente, porque a pesar que Inuyasha siempre decía que su hermano odiaba a los seres humanos imagino que no era tan cierto eso, porque si fuera cierto el señor Sesshomaru te hubiera dejado en el bosque cuándo te encontró, sin embargo uso su espada para revivirte y se ocupó de ti por un buen tiempo, hasta que decidió dejarte a mi cuidado y eso fue porque se dio cuenta que necesitabas estar con los tuyos, aprender a convivir nuevamente con los humanos y que no los miraras con temor cada vez que te encontrabas con alguien. Se que te dije cosas que tal vez no te gustaron y que no analice la situación con serenidad, debí esperar para hablar contigo a la mañana siguiente pero me precipite al hacerlo.

– Eso ya no tiene importancia, señora Kaede – le dijo Rin encogiéndose de hombros – ya…no importa.

Kaede la miró con el ceño fruncido.

– ¿Pero qué mosca te picó, Rin? – Le dijo – ¿Por qué estas diciendo esas tonterías?

Rin la miró, Kaede alargó su brazo y le tocó la frente con su mano.

-No tienes fiebre, no entiendo porque estas diciendo tonterías. Se que no tuvimos una conversación tranquila pero tampoco fue algo para tomarlo a la tremenda. Otra cosa que no entiendo – dijo extrañada – ¿Por qué preguntas cuanto tiempo estuviste inconsciente?

– Es que yo… eh… creo… yo creo que…que perdí el sentido…

– ¡Oh!, ya veo – dijo Kaede- ¿Y cuándo se supone que perdiste el conocimiento?

-Yo creo…creí que – dijo nerviosa Rin – ¿Tal vez cuándo el me trajo?

– ¿No lo recuerdas? – Preguntó Kaede.

Rin la miró y avergonzada negó moviendo su cabeza, ya a estas alturas no entendía muy bien que estaba pasando.

-Rin no sé que crees que haya pasado o que te pareció haber escuchado, pero no has estado inconsciente en ningún momento.

– ¿Qué quiere decir? – Preguntó.

-Que hace tan solo un par de horas que te acostaste, por lo tanto, no estuviste inconsciente en ningún momento o sea que tampoco han pasado días, solo un par de horas. No creo que el señor Sesshomaru te haya dicho algo malo para que se pueda decir que fue cruel contigo, porque hace solo un rato estaba besándote y por consiguiente fue en el camino de vuelta a casa. Así que después de lo que te dije te fuiste a dormir y me imagino que como estabas molesta conmigo tuviste una pesadilla y por eso crees que el señor Sesshomaru te rechazó, cosa que no es así, porque todo lo que te haya podido decir no fue más que un mal sueño.   

– ¿Un sueño? – Dijo Rin – ¿Solo fue una horrible pesadilla? ¡Pero era tan real!

– ¿Realmente lo era? – Preguntó Kaede – ¿Tan real que desconociste la actitud del señor Sesshomaru? Tu que siempre lo defiendes y dices que es noble, generoso y con un corazón compasivo ¿Y así mismo dudaste de el?

Rin bajo la cabeza y cruzó sus manos sobre su regazo.

-Estoy avergonzada, señora Kaede – dijo con pena – ¿Cómo pudo pasar esto?

Kaede le sonrío con dulzura y acaricio su cabeza.

-Lo lamento, Rin – le dijo – yo no debí hablarte así, pero soy una anciana egoísta.

– ¿Pero que dice, señora Kaede?

-Déjame terminar, Rin, – replicó Kaede – si bien es cierto que sé que algún día el señor Sesshomaru vendría a buscarte, en lo profundo de mi corazón esperaba que ese día no llegara nunca, fuera porque el no hubiera vuelto por ti porque aún seguía entrenando o tal vez y solo tal vez hubiera encontrado una mujer de su misma especie con la cual quisiera compartir su vida. O tal vez tú te hubieras enamorado de algún joven de la aldea y no quisieras marcharte.

-Señora Kaede…

-Se que soy egoísta – dijo Kaede sacudiendo su cabeza – pero hacía tanto tiempo que estaba sola… Cuándo el señor Sesshomaru me dijo que te dejaría conmigo, no entendí al principio porque lo hacía, pero después me dí cuenta que el sabía, sabía que al destruir a Naraku y desaparecer la Perla de Shikon ya no quedaba mucho para mí en este mundo.

-No diga eso señora Kaede – dijo Rin tomando su mano – usted aún tiene mucho para dar.

Kaede la miró con dulzura mientras las lágrimas corrían por su rostro.

-La vida para mí y mi hermana Kykio no fue fácil – le dijo – mi hermana como sacerdotisa no tuvo una vida sencilla murió joven dejándome sola ya que no teníamos más familia, los aldeanos me ayudaron mucho en especial un joven llamado Shoryu.

El siempre fue muy amable conmigo, me cuido y protegió en todo momento hasta que estuve completamente curada de la perdida de mi ojo. Después me ayudó con mi entrenamiento de sacerdotisa y una tarde que habíamos salido a exorcizar a unos demonios me confesó su amor. Yo estaba muy feliz, por eso pensé que después de tanto sufrimiento por fin la vida me sonreía y que todo el dolor y el sufrimiento se habían acabado. Pero estaba equivocada, la guerra llegó llevándose a los jóvenes a luchar en el campo. Shoryu me prometió que volvería a mi lado, que lo esperara hasta que el volviera. Pero no pudo cumplir su promesa, el y varios jóvenes de la aldea murieron en una batalla, eso destrozó mi corazón. Nunca más quise a nadie, mi corazón guardo luto perpetuo por el y me dedique a seguir con mi trabajo de sacerdotisa para que la herida de mi corazón no doliera tanto, con el tiempo el dolor se mitigó y yo seguí con mi vida.

Hasta que Aome apareció e Inuyasha despertó del hechizo de mi hermana. Debo decir que ellos alegraron mi vida, después cuándo Sango y Miroku aparecieron mi vida estaba llena de alegría, pero al conseguir derrotar a Naraku ya se había conseguido el objetivo primario y cada quien tomaría un camino diferente en su vida, volviendo a quedarme sola otra vez con mis manos vacías, por eso estoy segura que el señor Sesshomaru te dejó conmigo para que aprendieras y para que yo tuviera un motivo para seguir viviendo. Pero al verlo regresar supe que esta vez no te dejaría, esta vez te llevaría con el por eso me moleste contigo cuándo me dijiste que te había besado, quería que te quedaras siempre conmigo sin pensar realmente que era lo que tu querías. Perdóname, el hablarte como lo hice fue lo que te causo las pesadillas e hizo que te angustiaras tanto, lo siento, en verdad lo siento.

Rin la abrazó y sonriendo le dijo:

-Esta bien, señora Kaede, la entiendo. Pero por más que me fuera con el señor Sesshomaru nunca la olvidaría. Y puedo venir a visitarla Ah-Un es muy veloz, no importa lo lejos que este, el viaje no será largo.

– ¡Oh, Rin! – Dijo Kaede – Soy una anciana tonta y egoísta.

-No diga eso – la consoló Rin – solo esta preocupada por mí.

Kaede la miró y sonrío.

-Ya es tarde – le dijo – es mejor que nos acostemos, mañana será un día muy largo.

-Si – dijo Rin – hasta mañana, señora Kaede.

-Hasta mañana, Rin – Kaede se levantó y salió de la habitación – descansa tranquila.

Rin miró por la ventana, la luna llena se extendía por el campo llenando todo con su luz.

– ¡Que tonta fui al dejarme engañar por una ilusión! – Pensó – Sabía que usted no me hablaría así jamás, señor Sesshomaru. Lamento haber creído eso.

Se recostó en la cama nuevamente para volver a dormir, pero esta vez con su corazón lleno de alegría y de esperanza en ese futuro que comenzaba a vislumbrarse con más fuerza.               

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , | 4 comentarios

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo VI

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro

Capitulo VI

Rin se levantó temprano en la mañana, el sol comenzaba a asomarse y a extender sus rayos a través del valle tocando no solo a árboles y plantas sino también a cada casa de la aldea.

Todavía somnolienta se desperezó en el umbral de la casa sintiendo la tibieza del sol en su rostro.

– ¿Dónde estarán todos? – Se pregunto mirando a su alrededor – ¿Será que me levanté demasiado temprano? Ni siquiera la señora Kaede esta levantada.

Con mucha curiosidad entró a la casa y se dirigió a la habitación de Kaede. Esperaba encontrarla dormida como le había pasado más de una vez que debido al cansancio y su avanzada edad se quedaba dormida hasta más tarde.

-¡Señora Kaede! – Llamo al llegar a la puerta -¡Señora Kaede! ¿Esta dormida? ¡Señora Kaede, respóndame!

Preocupada levantó la cortina de la puerta y metió su cabeza hacía el interior de la habitación, pero cuál no sería su sorpresa al ver que la cama estaba vacía y en su interior no se encontraba nadie.

-¡Que extraño! –Pensó – ¿Todavía estará molesta por lo de anoche y por eso se levantó temprano y salió sin decirme?

Caminó por la casa buscando indicios que le dijeran donde podría estar Kaede pero no encontró nada.

-Solo espero que no haya ido a buscar al señor Sesshomaru para hablar con el, – pensó – eso podría molestarlo mucho.

Se imaginó a Kaede diciéndole a Sesshomaru lo que le había dicho a ella la noche anterior y un escalofrío recorrió su cuerpo pensando lo que podría llegar a hacer o a decir el señor Sesshomaru si se enojaba con ella.

¿Realmente iría Kaede a ver a Sesshomaru y decirle que no estaba bien lo que había hecho y que no era forma de proceder con Rin?

Sacudió su cabeza como queriendo alejar esos pensamientos y se dijo que la anciana Kaede no haría algo así ya que ella sabía muy bien que el señor Sesshomaru la había dejado provisoriamente con ella para aprender a vivir entre los humanos nuevamente y perder el miedo que les tenia después de haber visto como los bandidos mataban a toda su familia.

El le prometió que después de un tiempo volvería por ella, y según Rin para ella el tiempo era ahora.

-¡Estoy segura que esta vez me llevará con el! – Pensó – Sobre todo después de lo que pasó anoche.

Sonrió feliz recordando el beso que le dio Sesshomaru, nunca hubiera esperado que el la besara.

Siempre anheló estar a su lado pero jamás se atrevió a pensar que el pudiera besarla o decirle que la amaba, se conformaba con acompañarlo y servirlo en lo que pudiera.

Quería estar a su lado, aunque el amará a otra, eso no le importaba ya que sabía que la persona que conquistara su corazón tenía que ser alguien muy especial, por eso se sorprendió cuándo el la beso jamás se le ocurrió que el pudiera enamorarse de una humana y menos de ella.

Sentía mariposas en el estómago cada vez que pensaba en Sesshomaru y una felicidad muy grande llenaba todo su cuerpo solo quería estar con el, ya no deseaba quedarse en la aldea.

 Respiró profundo y miró hacia afuera nadie se había levantado todavía así que decidió

ir hasta el río a ver si Kaede se encontraba ahí.

 -Tal vez fue a buscar agua – se dijo – anoche no traje suficiente al quedarme hasta tan tarde.

Llegó al río y miró a su alrededor, tampoco estaba allí suspiró y se sentó en la orilla.

-Ni modo – pensó – tendré que esperar a que aparezca no puedo revisar todas las casas de la aldea hasta encontrarla.

Se imaginó buscando a Kaede casa por casa y a los aldeanos riéndose de ella al no encontrarla por ninguna parte.

-¡Que tonta me vería! – Dijo riéndose de ella misma.

Pero a la misma vez no pudo evitar pensar en las palabras de la señora Kaede, sabía que el señor Sesshomaru jamás haría algo que la lastimara pero también sabía que muchas veces había expresado su odio y su desprecio por Inuyasha, si bien algo cambio con el tiempo ahora un extraño sentimiento de temor se apoderaba de ella y era algo que no podía evitar…la incertidumbre de que lo que le había dicho Kaede se hiciera realidad.

Sus ojos se llenaron de lágrimas y sacudió su cabeza.

– ¡No pienses eso, Rin! – Se dijo a si misma – Sabes que el señor Sesshomaru no te haría algo así. ¡No seas tonta!

Trato de no pensar más en ello y se quedó mirando el río.

-Antes cuándo tenía que esperar al señor Sesshomaru siempre cantaba, me aburría al estar sola. Recuerdo que al señor Jaken le molestaban mis canciones, siempre me decía que ya las había cantado doscientas veces, pero no me importaba lo que el dijera, yo seguía cantando hasta que el señor Sesshomaru volvía. ¡Señor Sesshomaru donde, donde estará! ¿Cuándo, cuándo vendrá? – Canturreo como cuando era niña y sonrío.

– Se dónde está, señor Sesshomaru – dijo en voz alta – y voy por usted.

Se levantó y comenzó a caminar hacía el bosque dándose cuenta que la mañana había pasado rápidamente mientras ella se dejaba llevar por sus recuerdos. 

El sol del mediodía caía de plano sobre Rin que había decidido ir en busca de Sesshomaru.

Caminaba con prisa y con una angustia inusitada en su pecho, lo único que deseaba era encontrarlo y marcharse con el lo más lejos posible de ahí. Sus ojos se alegraron cuándo vio la figura de Sesshomaru a lo lejos, sonriendo comenzó a correr hacia el saludándolo con su mano en alto y gritando su nombre:

– ¡Señor Sesshomaru! ¡Hola! ¡Señor Sesshomaru, espéreme!

Sesshomaru se detuvo y la miró por sobre su hombro. Rin llegó corriendo y se inclinó con sus manos apoyadas en las rodillas, respirando agitadamente intentando que el aire le llegara a los pulmones y su corazón dejara de latir tan rápido haciendo que le doliera el pecho.

-¡Por un momento creí que no me esperaría! –Dijo con una sonrisa mirándolo a los ojos.

-¿Qué quieres, Rin?-Le preguntó con frialdad.

La sonrisa de Rin se borró de su rostro y lo miró como si no hubiera entendido lo que le dijo.

-No…entiendo…-dijo con voz entrecortada.

-¿Qué es lo que no entiendes? –Le dijo – Te pregunte que querías. ¿Eso es tan difícil de entender?

-No, no – le dijo nerviosa, no podía entender porque la trataba así, el siempre había sido amable con ella – Quería saber si me llevaría con Ud. esta vez.

– ¿Conmigo? –Le dijo con una sonrisa despectiva -¿Por qué habría de hacerlo?

Rin no podía dar crédito a sus oídos. ¿Por qué le decía eso?

-Usted me dijo que me dejaba con la señora Kaede para que aprendiera a vivir con los humanos nuevamente y que después vendría por mí. ¿Ya lo olvidó? Creí que por eso había vuelto.

– Pues creíste mal – le dijo – no estoy aquí por ti.

– ¡Pero…- dijo Rin atónita – pero…Ud. me besó la otra noche, me dijo que me amaba!

-Yo no te dije que te amaba ¿O sí? –Le preguntó sarcástico- Solo te besé y no lo hice porque te amara, lo hice para saber que podía esperar de ti, y como yo pensaba solo serías una carga.

-¿Qué dice? –Pregunto Rin con sus ojos llenos de lágrimas – ¿Por qué me dice eso, señor Sesshomaru? ¡Usted no es así!

-¡Tu no sabes como soy yo! – Le dijo desafiante – Tu solo ves lo que quieres ver y no la realidad tal cuál es.

– Pero… si piensa así ¿Por qué me llevó con Ud. todo ese tiempo? ¿Por qué me cuido y me regalo ropa?

-Lo hice porque no quería deberle nada a ningún humano, te dije que no te necesitaba, que no quería tu comida, pero igual tenías que venir todos los días, cada vez que abría los ojos estabas ahí. Por eso cuándo los lobos te mataron usé a Tenseiga para revivirte, para estar a mano contigo y sino recuerdas bien yo no te llevé conmigo, tu me seguiste.

Rin seguía estupefacta, le costaba creer que el le estuviera hablando así.

-Pero yo creí…creí que…- balbuceó.

-No debiste creer nada, Rin. Lo que debías hacer es lo que hacen las jóvenes de tu edad, conseguir a alguien a quien amar casarte y tener hijos. Pensé que después de tantos años ya habrías encontrado a alguien.

-Pero que dice- le reprocho- ¡Ud. prometió que vendría por mi! ¿Lo olvidó? ¡Lo prometió! Me beso la otra noche. ¿Por qué lo hizo si su intención no era llevarme con Ud.? Creí que lo hacia porque me amaba y después de tanto tiempo estaríamos juntos.

-¿Juntos? No seas ingenua, Rin. Yo soy un demonio puro, el más fuerte de esta época y tu solo eres una pobre humana. ¿Crees que me fijaría en alguien como tu para crear mi descendencia? Mis descendientes tienen que tener la pureza de mi estirpe y no ser unos híbridos repugnantes como Inuyasha.

Rin dio un paso atrás, no lo reconocía. ¿Qué pasó con aquel ser amable y cariñoso que la cuidó siempre y corrió en su ayuda cuando estuvo en peligro?

-Señor Sesshomaru… -dijo.

-Adiós, Rin – dijo dando la vuelta- esta es la última vez que nos vemos.

Le dio la espalda y se alejo, los ojos de Rin se llenaron de lágrimas.

¿Cómo le decía eso? ¿Por qué era tan cruel con ella? ¿Cómo la dejaba ahí sola? ¿Qué era lo que pasaba?

-¡Señor Sesshomaru, espere – gritó extendiendo su mano – no me deje, lléveme con Ud., por favor!

-¡Alto, niña!- dijo Jaken abriendo sus brazos e interponiéndose entre ella y su amo – ¡No insistas! El amo Sesshomaru no te llevara a ningún lado. Ya bastantes preocupaciones le causaste, es tiempo de que te apartes de el.

-Pero, señor Jaken…

-Nada, Rin, tuviste el honor de compartir tiempo con el amo Sesshomaru, ahora olvídalo y sigue tu vida.

-Pero el me dijo que me llevaría…

-No seas tonta, Rin, date cuenta que cuándo seas una anciana la apariencia del amo será igual a la de ahora, tu solo serías una carga. Vuelve a la aldea y quédate con ese insolente que intento desafiar al amo Sesshomaru.

-¿Se refiere a Atsuyo? –Preguntó nerviosa – ¿El hizo eso?

– Si, el amo fue muy generoso al no matarlo, debe estarle agradecido por eso je, je. Vete Rin, es lo mejor.

Jaken se dio la vuelta y se marchó tras los pasos de Sesshomaru.

Rin cayó de rodillas y se quedo mirando al vacío.

-¿Cómo puede ser tan cruel? –Dijo- Señor Sesshomaru, lléveme con Ud.

Apretó los puños con fuerza y cerró los ojos.

-¡Lléveme con Ud.! No me deje, por favor, no me deje sola.

Abrió los ojos y estos comenzaron a nublarse, lentamente la oscuridad comenzó a rodearla.

Sintió como su cuerpo caía en un gran vacío, un frío intenso recorrió todo su ser congelando la sangre que corría por sus venas, su corazón comenzó a latir despacio con fuertes golpes en su pecho, sintió como su cuerpo caía en el camino antes de perder el sentido.

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Feliz Dia de la Madre 2019!!!!!!

Feliz Dia de la Madre les Desea Luna Blog!!!!!

Vaya para esas trabajadoras incansables, ordenadoras de espacios caóticos, enfermeras a tiempo completo, chef de recetas rápidas, solucionadoras de problemas insólitos, investigadoras inquisitivas y muchas cosas mas, nuestro saludo en este dia tan especial.

Y como es el dia de Mama hemos traído una pelicula para ella, divertida, romántica, entretenida, para que pueda sentarse tranquila con una taza de café humeante y disfrute de esta pelicula en familia, como debe de ser.

 

Mamma Mia! Vamos Otra Vez:

CONTRASEÑA: bajalogratis

https://depositfiles.org/files/u4fg43j9p

https://mega.nz/#!TzplwaLa!l7eHtIPbDzapLdPXTY8DL5X751zGtes2cS_JcbbBqGA

Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo V

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo V

Sesshomaru y Rin

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro.

Rin se despidió y corrió hacia la casa de la anciana Kaede.
El la miró por sobre su hombro y la vio alejarse intranquilo y pensativo se dirigió hacia el bosque aún podía sentir los labios de Rin en los suyos.
-No debí haberla besado – se reprocho- debí haber esperado.
Si bien era cierto que había venido a buscarla no quería presionarla porque aunque el esperaba que ella se fuera con el, quería que fuera eso lo que ella deseaba.
-¿Por qué no espere? – Se pregunto.
¿Cómo era posible que el que era tan frío y calmado se hubiera dejado llevar por ese sentimiento tan irracional?
-¡Que tontería!- Pensó.
Sabia de ese sentimiento que cautivaba los corazones de los humanos, pero el nunca lo había sentido hasta ahora, el siempre se considero por encima de esas cosas pero ahora se sentía atrapado por una cantidad de emociones diferentes que hacían que todo a su alrededor se viera y se sintiera diferente.
Miró el campo donde hacia un rato la había besado y un extraño temor se apodero de el.
¿Y si ella no quería irse? ¿Si no quería estar con el? ¿Si no deseaba dejar la aldea y a quienes se habían convertido en sus amigos?
Sacudió la cabeza intentando alejar esos pensamientos. Debía calmarse y esperar, su corazón palpitaba con fuerza como si quisiera escapar de su pecho.
Trato de no pensar pero aquella voz interna le repetía que se había dejado llevar muy fácil por lo que sentía por Rin y que se había dejado arrastrar por sus sentimientos hacia ella.
Rin entró corriendo y se encontró con un Atsuyo muy preocupado que la increpó de inmediato:
-¿Dónde estabas? – Le preguntó – La anciana Kaede estaba muy preocupada por ti.
Te busqué por todos lados y no pude encontrarte.
– Estoy bien – dijo- lamento haberlos preocupado. Hasta mañana.
Atsuyo la miró atónito.
-¿Cómo puede actuar así? –Se pregunto -¿Es que no le importa la angustia que pasamos?
Kaede no pudo evitar ver que las mejillas de Rin estaban encendidas.
-¡Oh! – Pensó asombrada – ¿Será que pasó algo entre ellos?
-¿Ocurre algo señora Kaede?- Preguntó Atsuyo al ver la expresión de la anciana.
– No, no ocurre nada. Será mejor que te marches Atsuyo. Mañana hablaremos ya es tarde y necesitamos descansar, gracias por buscar a Rin y por acompañarme hasta que ella llegará.
– ¿Esta segura, señora Kaede? – Pregunto intranquilo.
– Sí es mejor hablar de esto mañana.
-Bien, como Ud. quiera. ¡Hasta mañana, señora Kaede! ¡Hasta mañana, Rin! – Se despidió saliendo de la casa.
– Nos vemos mañana, Atsuyo- dijo Rin.
Kaede se aproximo a Rin y la miro sin decir nada.
Rin se sintió incomoda y le dijo:
-Lo siento, señora Kaede. No me dí cuenta que era tan tarde y que se preocuparía.- Se disculpó.
-Rin, – dijo mirándola fijamente – se que estas emocionada porque el señor Sesshomaru esta de regreso.
-Sí lo estoy, -dijo sonriendo – estoy muy feliz, señora Kaede.
-Puedo verlo, pero Rin, tu ya no eres una niña.
-¿Qué quiere decir con eso? –Pregunto asombrada.
-Quiero decir, Rin, no me malentiendas; antes eras una niña que ibas con el señor Sesshomaru a todas partes, pero ahora ya eres una jovencita. Has crecido, tu aspecto es diferente y eso puede traer malentendidos.
-¿A que se refiere? – Pregunto Rin sin percatarse de que era lo que Kaede quería decirle.
-Me refiero, Rin – dijo Kaede perdiendo la paciencia – que eres una joven muy hermosa y que el señor Sesshomaru es, a pesar de ser un demonio, alguien muy atractivo y sumado a eso su fuerte y avasalladora personalidad puede dar lugar a alguna situación que después podría no ser lo que se espera.
-Anciana Kaede – dijo Rin sonrojándose – el señor Sesshomaru jamás haría algo para lastimarme.
-Pero algo ocurrió entre Uds. ¿No es así? – Preguntó.
Rin la miró ¿Le diría lo que pasó o no, ella lo entendería?
-El me besó – Dijo Rin bajando la voz como quien comparte un secreto.
-¡Oh, Rin! – Dijo Kaede preocupada – Eso no debió pasar. Los humanos no deben mezclarse con los Mononoke.
-¡Pero la señorita Aome se casó con Inuyasha! – Protestó – Ud. no dijo nada cuándo le dijeron que iban a casarse.
-Lo sé, pequeña, pero Inuyasha es un hanyou. –Dijo Kaede – Es mitad humano-mitad demonio. Pero Sesshomaru es un demonio de raza pura y eso es algo que lo enorgullece y hace que desprecie a los humanos y a criaturas como Inuyasha.
-¡Eso no es cierto! – Defendió Rin – El señor Sesshomaru tiene un corazón muy amable y es bondadoso aunque la gente crea lo contrario. Siempre se preocupo por mí y me ayudo cuándo estuve en peligro, también en más de una vez ayudó a Inuyasha y Aome. Kohaku también cuándo estuvo en peligro el lo ayudo y lo protegió. Todos creen que el es malo pero eso no es cierto, es valiente y aguerrido cuándo de luchar se trata, pero es tierno y cariñoso cuándo tiene que serlo. Siempre fue así conmigo.
-¡Ay, niña! – Dijo Kaede sacudiendo su cabeza – Será mejor que dejemos esta conversación para mañana, hoy todo lo que te diga será inútil.
-No importa lo que diga, yo sé como es el y nadie me va a decir lo contrarió –dijo yendo a acostarse.
La anciana Kaede la miró preocupada. ¿Qué haría? No había contado con que tendría esa clase de problemas. Suspirando fue a tomar la vela para apagarla y se percato del paquete que Rin había dejado sobre la mesa cuándo llego, miró hacia todos lados y sabiendo que no debía lo abrió para ver su contenido.
-¡Que belleza!- Exclamó mirando el hermoso kimono que brillaba aún a la luz de la vela, sacudió su cabeza sonriendo- Ud. si que sabe como conquistar a una mujer, señor Sesshomaru. ¡Quién lo diría!
Aún sonriendo y pensando que esta visita de Sesshomaru sería muy complicada se fue a acostar esperando que a la mañana siguiente Rin estuviera más tranquila para poder hablar con calma del asunto.
Rin se acostó molesta, se abrazo a las sábanas y se pregunto:
-¿Por qué todos piensan que el señor Sesshomaru es malo? ¿Acaso el no ayudó a destruir a Naraku? ¿Es que yo soy la única que ve lo bueno en el? ¿Por qué nadie cree que el es amable y de buen corazón? ¡No es justo!
Le costó dormirse, las palabras de la anciana Kaede resonaban en su cabeza quitándole el sueño:
-Los humanos y los Mononoke no deben mezclarse.
-Eso fue lo mismo que me dijo el monje Ungai cuándo era una niña y fui secuestrada por Ungokuki junto con los niños de la aldea cercana. El quiso llevarme de regreso a la aldea y yo solo quería esperar al señor Sesshomaru y cuándo este vino a buscarme el monje quiso eliminarlo pero el señor Sesshomaru fue más fuerte y pudo vencerlo a el y a sus seguidores, nunca entendí porque cuándo el señor Sesshomaru me dijo que hiciera lo que quisiera no me miro a mí sino al monje. Recuerdo que cuándo me iba el me dijo lo mismo que la anciana Kaede “Los humanos y los Mononoke no deben mezclarse.”
El monje me dijo que una niña humana no debería seguir a alguien como el. ¡Como me gustaría que viera lo equivocado que estaba!
Se durmió bien entrada la noche cansada de tanto pensar y llorar.
Mientras tanto Atsuyo que se había retirado molesto decidió ir hasta el bosque al parecerle ver la silueta de Sesshomaru desapareciendo entre los árboles.
-Solo lleva aquí un par de días y ya esta causando problemas. ¿A qué cree que vino? Todos estábamos muy bien sin el.-Pensó molesto.
Camino de prisa y encontró a Sesshomaru de pie en un claro del bosque como si lo estuviera esperando, Atsuyo se sorprendió al principio pero se recompuso y lo increpo sin importarle la desventaja que tenia frente a Sesshomaru.
-¡Oye tú!-Le dijo -¿Qué crees que estas haciendo?
Sesshomaru lo miró y se dio la vuelta sin prestarle atención.
-¡No te atrevas a darme la espalda!-Le dijo desafiante -¿Qué derecho tienes de venir después de tanto tiempo a molestar a Rin?
Sesshomaru se detuvo en seco. ¿Cómo se atrevía a hablarle así ese insolente?
-No tengo porque contestarte –le dijo dándose la vuelta y mirándolo con frialdad –no es asunto tuyo.
-¿Qué no es asunto mío? –Replicó Atsuyo – ¡Claro que lo es! Rin es muy feliz aquí y ahora que esta acostumbrada a vivir entre los humanos apareces tu para llenar su cabeza de dudas. Ella tiene su vida aquí, tiene amigos y personas que la quieren, tiene un futuro y una vida normal con nosotros.
-¿Te refieres a una vida normal contigo? – Le dijo sarcástico.
-Sí -le dijo – me refiero a una vida normal conmigo. Tengo planes para compartir mi vida con ella ¿Sabes? Y no pienso dejar que tu presencia arruine todo.
-¿Y no crees que Rin es la que debe decidir eso? ¿Quién te piensas que eres para planear su vida sin consultárselo?
-Soy el hombre que puede hacerla feliz –le respondió Atsuyo – conmigo tendrá todo lo que no tuvo antes, un hogar, una familia, amor. Tú no puedes darle eso. ¿Qué clase de vida crees que tendrá si se va contigo? Piénsalo. Una mujer humana con un Mononoke, no sería bien vista, no seria aceptada ni por los humanos ni por los demonios. ¿Y ya pensaste en sus hijos? Serian híbridos, como Inuyasha, y según tengo entendido tú lo desprecias porque es medio-humano medio-demonio si sientes eso por tu hermano que llevan la misma sangre de su padre ¿Qué sentirías al tener hijos así? No creo que eso te hiciera muy feliz. ¿Cómo crees que se sentiría Rin al ver que desprecias a sus hijos? ¿Y cuándo ella comience a envejecer y tú sigas viéndote como ahora, que harás? ¿La abandonaras en el bosque y la dejaras sola a su suerte?
– ¡Cállate, maldito! – Dijo Sesshomaru enojado abalanzándose sobre el y sujetándolo por el cuello lo levantó varios centímetros del suelo – Podría arrancar tu patética cabeza solo con una mano.
– Si lo sé – dijo Atsuyo medio sofocado – pero eso no cambiara el hecho de que si haces que Rin se vaya contigo lo único que conseguirás es que su vida sea una tortura, sin embargo a mi lado tendría una vida normal y no me importaría verla envejecer porque ese es el destino de nosotros los humanos. Si realmente te importa márchate y déjala aquí a mi lado.
Sesshomaru lo miró con rabia ¿Quién se creía que era para hablarle así? Con solo apretar su mano podía matarlo y terminaría con su vida, pero se dio cuenta muy a su pesar que Atsuyo tenía razón en algunas cosas que le había dicho.
Lo arrojó con rabia contra los árboles y le dijo:
-Puedes agradecerle a Rin el que aún estés con vida, pero no te olvides que ella puede decidir sola su destino.
Atsuyo desde el suelo y frotándose el cuello lo vio alejarse.
– Pero en que estaba pensando – se dijo – pudo haberme matado.
Sesshomaru se alejó del lugar sintiendo que una rabia enorme lo consumía. ¿Cómo se atrevía ese insolente a hablarle así? Desde que lo vio en la aldea supo que tendría problemas con él a causa de Rin. ¿Y por qué le había dicho todo eso? Si bien era cierto que no quería a Inuyasha, no sabía realmente si era porque era un híbrido o solo lo odiaba porque le había quitado la atención de su padre y por consiguiente cuándo rescató a Izayoi e Inuyasha de Takemaru perdió su vida junto con este. También estaba el tema de las espadas, el siempre quiso tener a Tessaiga pero su Padre se la dejó a Inuyasha y al principio no le importo valerse de cualquier medio para conseguirla, hasta llegar a matar a su hermano era un camino viable para él, luchando con Inuyasha por Tessaiga fue que perdió su brazo izquierdo, pero nunca se lo reprochó a su hermano ya que fue en una pelea y para Sesshomaru una perdida así en un combate era algo que no tenía que reprochar. Con el tiempo y viendo como perdía el control Inuyasha a causa de su sangre demoníaca al estar alejado de la espada comenzó a perder el interés en ella, pero no cabía duda de que siempre había considerado a Inuyasha como alguien inferior e indigno de ser su hermano, hasta el momento que lucharon contra Naraku y Magatsuhi y cuándo este último poseyó el cuerpo de Inuyasha pensó que tendría que matarlo pero Inuyasha se las arregló para expulsarlo de su cuerpo para que Sesshomaru pudiera matarlo con Tenseiga. En ese momento tuvo que reconocer que su hermano se había convertido en alguien fuerte y decidido a pesar de ser un hanyou. Pero muy a su pesar también no pudo evitar pensar en el hecho de que junto a Rin su descendencia no tendría la pureza de su estirpe que era algo que a él lo enorgullecía. En todo este tiempo no había encontrado una mujer digna de compartir su vida mucho menos de tener a sus hijos, tal vez era hora de pensar más con la cabeza que con el corazón, porque también estaba el bienestar de Rin y eso era algo que a él le importaba y mucho. Por eso la dejo con Kaede para que ella estuviera segura en el momento de tomar la decisión de donde deseaba vivir. No quería seguir pensando en eso pero debía hacerlo y esa vocecita volvía nuevamente a decirle que no debía haber besado a Rin, que debía haber esperado hasta hablar con ella y ver que era lo que ella pensaba hacer, después de todo el siempre le había dicho:
-Rin, haz lo que quieras.
Así que ella era la que tenía que decidir que iba a hacer. ¿O no?

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , | 4 comentarios

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo IV

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo IV

Fanfic Sesshomaru y Rin

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro

 

La noche caía lentamente sobre el campo Rin y Jaken satisfechos se recostaron en el árbol desperezándose.

Jaken se tiró boca arriba frotando su estomago.

-Estuvo delicioso, Rin – dijo – hacía mucho que no saboreaba algo así.

Rin sonrío cuándo vio levantarse a Sesshomaru y venir hacia donde estaban ellos.

-Te llevaré a la aldea –dijo.

-¿A la aldea? –Pregunto Rin- ¿Por qué?

Sesshomaru la miró y respondió:

-Es tarde, no debes andar sola por el bosque.

-Pero no estoy sola, estoy con Uds.- protestó.

-Ella tiene razón, amo – dijo Jaken mirándolo extrañado- después de todo…

Jaken cerró la boca, la mirada de Sesshomaru fue más elocuente que cualquier cosa que le pudiera haber dicho solo que no entendía porque la iba a llevar a la aldea si después de todo se supone que habían venido por ella, realmente no entendía que estaba pasando.

-Vamos – le dijo Sesshomaru a Rin.

Rin iba a seguir protestando, cuándo Sesshomaru le dijo:

-En la montura de Ah-Un hay algo para ti.

-¿Para mí?- dijo y corrió a buscar en los bolsillos de la montura.

Encontró un paquete y lo sacó, también notó que había otro paquete en la montura, pero era un cilindro no podía ver su contenido así que no sabía lo que era.

-¿Para quién será? –Se preguntó -¿Es por eso que me va a llevar a la aldea, va a ver a alguien más? Pero ¿a quién?

-Oye, Rin- le grito Jaken – ¿Encontraste el paquete?

Rin se sorprendió al escuchar al señor Jaken y dejo sus pensamientos a un lado.

-¿Es esto?- pregunto levantando el paquete.

No espero la respuesta, rompió el envoltorio, sus ojos se abrieron sorprendidos y su boca pronunció un ¡OH! de admiración al ver el hermoso kimono que estaba dentro del paquete.

-¡Es bellísimo!- exclamó ajustándolo a su cuerpo- Me queda perfecto. Gracias.

Miro a Sesshomaru y corriendo a su lado lo abrazo a pesar de que sabía que a el eso no le gustaba.

Sesshomaru se sorprendió de la actitud de Rin, sintió como si le hubiera caído un rayo no pudo explicarse porque se sintió así.

Jaken al ver eso, dio un salto y le grito:

-¡Oye Rin, no seas atrevida, sabes que eso molesta al amo! ¿Qué no tienes nada mejor que hacer? –Dijo sacudiendo sus brazos.

Rin miró a Sesshomaru y se sintió algo incomoda, ¿por qué había hecho eso si sabía que el iba a molestarse?

-Lo siento, señor Sesshomaru –dijo soltándolo- Es que me emocione mucho con su regalo.

-Ya vámonos – dijo dando la vuelta y caminando en dirección a la aldea- Ya es tarde.

Rin suspiró aliviada por un momento pensó que Sesshomaru se enojaría con ella, pero no fue así, Jaken también se sintió aliviado al ver que se alejaban.

-Pero que niña tonta – pensó y volvió a tumbarse en el suelo.

Era una noche clara, la luna llena iluminaba todo el campo con su luz y las luciérnagas parecían una lluvia de estrellas fugaces.

-Mire, señor Sesshomaru, cuantas luciérnagas – dijo Rin corriendo entre ellas – parecen estrellas.

Sesshomaru se detuvo y la miró correr entre ellas, siempre las había visto y nunca les prestó atención, para el solo eran insectos luminosos que no tenían ningún propósito solo el de fastidiar a los viajeros pero ahora le parecían maravillosas revoloteando alrededor de Rin.

Su corazón comenzó a palpitar con fuerza nuevamente, las diversas fragancias de la noche hacían que el aire se tornara embriagador.

Rin se detuvo frente a el respirando agitadamente tras haber corrido por el campo, en su mano derecha traía una flor con dos o tres luciérnagas en sus hojas.

-¡Mire señor Sesshomaru, cómo brillan! – Dijo mostrándole la flor.

Sesshomaru la miró pero no vio la flor ni las luciérnagas solo vio el rostro de Rin iluminado por la luna, se acerco más a ella sin darse cuenta de que lo hacia, percibía el aroma de Rin mezclado con las fragancias de la noche y eso lo aturdía, no podía explicarse que le pasaba solo sabia que desde que había visto a Rin en el río no podía sacarla de su mente.

-Rin – le dijo suavemente.

– ¿Sí, señor Sesshomaru? –pregunto expectante mientras lo miraba directamente a los ojos, ella también sentía que su corazón galopaba como un potro desenfrenado cuándo estaba junto a él, siempre había sentido algo especial por Sesshomaru pero ahora esos sentimientos habían cambiado y la confundían. Ya no lo veía como cuando era pequeña y tenia que levantar mucho su cabeza para verlo, ahora había crecido y le llegaba casi hasta el hombro. Tampoco podía evitar sentirse turbada cada vez que estaba a su lado, en ciertos momentos sentía que la tierra se movía bajo sus pies y que caía en un abismo para darse cuenta después de que eso era algo imaginario.

-¿Será la emoción de volverlo a ver después de tantos años?-Pensó.

Se molesto con el cuándo la dejo en la aldea, pero después cuándo Kaede hablo con ella le hizo entender que para el también había sido una decisión difícil, pero lo había hecho porque ella no podía pasar su vida temiendo a los humanos, tenía que aprender a vivir en el mundo de los humanos y después decidir en donde quería vivir.

El le había prometido que volvería por ella y cuándo se fue ella le dio el listón que usaba en su cabello.

-Esto es para que no se olvide de mí – le dijo mientras le daba el listón.

Sesshomaru lo miró y le dijo:

-¡Deja de decir tonterías!- y guardo el listón entre su ropa.

Los primeros años el venía de visita y siempre le traía un kimono de regalo, después comenzó a viajar lejos y ya no venía pero cada tanto Kohaku lo encontraba en alguno de sus viajes y el siempre le mandaba un regalo para ella.

Ahora después de tanto tiempo estaba de regreso y ella esperaba que se la llevara como lo había prometido hacia tiempo atrás. O tal vez que se quedara cómo antes.

Sesshomaru seguía mirándola fijamente a los ojos, Rin se sintió como si estuviera en algún lugar mágico, atrapada en la mirada de Sesshomaru y deslumbrada por el hechizo de la luna llena.

-Rin – volvió a decirle Sesshomaru poniendo su mano en su cintura acercándola hacía él.

Rin bajo la mirada mientras Sesshomaru la acercaba lentamente, levanto el rostro de Rin sosteniendo su mentón con su mano, podía sentir cómo latía el corazón de ella, con fuerza y emoción.

Su corazón también latía apresuradamente cada vez que estaba cerca de ella.

-Se…Señor Sesshomaru – dijo Rin con un hilo de voz.

Su rostro estaba muy cerca del suyo, sintió como los brazos de Sesshomaru comenzaron a cerrarse en un abrazo haciendo que se le dificultara respirar por la emoción, sintió sus labios cálidos en los suyos, una descarga de electricidad recorrió todo su cuerpo, sentía mariposas en el estomago y un fuego quemando sus mejillas, levanto sus brazos y rodeo el cuello de Sesshomaru mientras este la besaba con un beso interminable y apasionado.

-Señor Sesshomaru – dijo acurrucándose entre sus brazos y apoyando su cabeza en el pecho de él- hace mucho que lo espero, pudo haberme llevado con Ud. yo lo habría seguido a cualquier parte.

-Lo sé, Rin –le dijo suavemente- pero debía darte lugar para que vivieras con los humanos nuevamente, no puedes pasar tu vida temiendo a los tuyos.

-¿Entonces me llevará con Ud. ahora? – preguntó.

Él no le contesto volvió a besarla, solo sabía que no quería separarse de ella, quería tenerla siempre a su lado así como estaba ahora fundida en un abrazo.

No podía explicar lo que sentía.

Había conocido a muchas mujeres, de diferentes razas. Princesas demonios, aguerridas guerreras, humanas como la princesa Sara del castillo Asano que se enamoró perdidamente de él hasta el punto de darle su alma a los demonios para conseguir su amor, poderosas sacerdotisas, hasta alguna enemiga había coqueteado con él en el fragor de la batalla. Pero ninguna había hecho que su corazón palpitara tan fuerte como cuándo estaba cerca de Rin, nunca se imagino que sería cautivado por una mujer humana y más de una vez se pregunto si esos sentimientos serían los que sintió su padre al conocer a la princesa Izayoi.

Si alguien le hubiese dicho meses atrás que se enamoraría de una humana lo habría matado solo por sugerirlo, pero ahora, ahora tenía que rendirse ante ese sentimiento tan abrumador que lo hacia sentirse pequeño ante el.

Acaricio el cabello de Rin mientras la contemplaba con ternura. Podía sentir como latía el corazón de ella, su respiración suave y sus brazos abrazándolo con fuerza como si no quisiera separarse de él.

Podía haberse quedado toda la noche tan solo abrazándola pero tenía que llevarla a la aldea sabía que la anciana Kaede estaría preocupada por su tardanza y el no quería que Rin se sintiera presionada, después de todo él había sido el que decidió dejarla al cuidado de Kaede sabiendo que estaba en buenas manos.

-Vamos – le dijo suavemente.

-Sí –respondió caminando a su lado sin poder creer aún lo que había pasado, ni en su sueño más hermoso Rin se había atrevido a soñar así, jamás cruzó por su mente imaginarse que Sesshomaru algún día la besaría.

Solo esperaba a que el volviera por ella, para estar juntos otra vez. No le importaba si el no la amaba como amaría a una mujer de su clase, lo único que quería era seguirlo como antes y ver como se convertía día a día en el demonio más poderoso de la época.

Camino a su lado sin hablar, aún sentía mariposas en el estomago y el cielo girando a su alrededor, su corazón palpitaba tan fuerte que le dolía el pecho y un miedo angustiante comenzó a invadirla lentamente.

-¿Pero que me pasa? –Pensó – ¿Por qué me siento así ahora, que es este miedo que me embarga?

Miró de reojo a Sesshomaru que caminaba a su lado sin hablar con su vista fija en el camino.                                                                                                                            

-¿Por qué estará tan callado? – Se pregunto – ¿Lo preocupara algo que no me ha dicho?

Volvió a mirarlo, pensando si le preguntaría o no que pasaba cuándo escucho su voz diciéndole:

-Hemos llegado Rin. Te veré mañana – se despidió y comenzó a alejarse.

-Señor Sesshomaru – dijo nerviosa viendo como este se daba vuelta y la miraba sin hablar – nada eh… lo veo mañana.

 

 

 

 

 

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

Saludito del Recuerdo para Nuestros Visitantes!!!

Hola amigos de Luna Blog!!!!!!

Hoy vine a dar una vuelta por el blog para ver como iba todo y recorriendo las diferentes entradas y comentarios encontré los que me dejara Yahel de Kurayami no fansub. Con mucha gentileza Yahel nos ofreció los links de sus episodios de Naruto Shippuden para que pudiéramos compartirlos con Uds. Tenia un bello sitio y buenos trabajos de fansubeo donde la calidad era lo primordial para ellos. En este mundo de los blogs y los animes se conoce mucha gente maravillosa, tambien hay de la otra (que son los menos). Con el correr del tiempo lamentablemente los sitios y los grupos se disuelven ya que la gran mayoría son estudiantes que cursan la preparatoria o la universidad y al terminar sus estudios deben avocarse a lo que sera su profesión de ahora en mas. Con la consabida nostalgia que traen estos recuerdos es que los comparto con Uds. Quien sabe si en algún momento alguno de los integrantes de Kurayami no fansub nos visite y se sonria al recordar sus tiempos de fansuber y las noches agotadoras trabajando en los episodios, traduciendo, subtitulando, encodeando, y subiendo los episodios para los cientos de seguidores que los esperaban con avidez. Un abrazo en el tiempo y la distancia para Yahel y los queridos amigos de Kurayami no fansub.

Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Feliz 2019 les Desea Luna Blog!!!!!!

Feliz Año, estimados/as amigos de Luna Blog!!!!!

Hoy comenzamos a transitar un nuevo camino, nuevos desafíos nos esperan, las alegrias y tristezas del 2018 quedaron atrás. A las integrantes de Luna Blog la tristeza las golpeo fuerte. El 27 de Diciembre de 2018, nuestra Mama inicio su viaje para encontrarse con el Creador, momentos de dolor y tristeza nos embargan por la que ya no esta. Tenia 86 años, su jornada ya estaba cumplida.

Asi que debido a eso el saludo es breve, pero les dejamos una pelicula igual para que se hagan de cuenta que van de pesca o a explorar una fosa marina, cosa que viene muy bien con los calores que hacen (por lo menos aquí en Uruguay).

La pelicula se llama Megalodon, espero les guste y sea entretenida. Les repito nuestros deseos de un feliz y prospero 2019 y esperamos no sigan acompañando en el.

Depositfiles:

Megalodon La Pelicula: https://depositfiles.org/files/qox5um3v8

CONTRASEÑA: bajalogratis


Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Feliz Navidad 2018 les desea Luna Blog!!!!!

FELIZ NAVIDAD 2018

Feliz Navidad, amigos/as de Luna Blog!!!!! En este 25 de Diciembre en el cual esperamos que lo hayan pasado lindo con su familia y amigos les vamos a dejar (para que disfruten la tarde con la gente menuda de la casa) una pelicula divertida, según la critica, propia para distenderse de todos los avatares del 24 por la noche, nos referimos a la carrera por la cena, los clásicos puestos de abastecimiento de liquido hidratante (no siempre de agua, a pesar que es lo único que hidrata) el incesante trabajo de los bomberos voluntarios (siempre hay uno en cada casa gracias a Dios por ellos), siempre dispuestos a evitar que se calcine el asado, se quemen las hamburguesas y se carbonice el pavo en el horno, la clásica maratón de quien toma mas rápido el antiácido (rezando para que le haga efecto rápido para seguir comiendo) y la infaltable fila para usar el autobus de porcelana…

Después de todo esto y de agradecer desde el fondo de nuestro corazón haber sobrevivido a otra Navidad…nos tomaremos un respiro para ver una peli, que no sera la clásica de toda las Navidades, no, los peques no verán a Santa o al Grinch. Basta de eso!!!!! Hoy verán a Pie Pequeño y no me refiero al dinosaurio, no!!! Me refiero a Pie Grande, si!!!!! Pie Grande!!!! El Yeti!!!! Conoceremos una aldea llena de ellos, apartados del mundo exterior, de los humanos, de todo!!!!!

Acompañen a Jade y CristaldeLuna en esta aventura para conocer a estas misteriosas criaturas!!!!

Depositfiles:

Pie Pequeño 2018:
http://dfiles.eu/files/6ted3qi7q

Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo III

                                                                CAPITULO III

Sesshomaru y Rin

Sesshomaru miró a Rin mientras esta preparaba la comida y su mente se lleno de recuerdos, no pudo evitar el recuerdo de aquella tarde que la conoció.
-Amo Sesshomaru-dijo Jaken-¿Por qué la niña humana viene con nosotros? Amo Sesshomaru…
Cómo era su costumbre Sesshomaru no le contesto, después de todo a Jaken no tenía porque darle cuenta de lo que hacia y aunque quisiera tampoco sabía porque lo había hecho, así cómo no sabía porque Tenseiga lo había salvado del viento cortante.
Si la espada no lo hubiese envuelto en su energía y sacado del lugar, tal vez habría muerto en ese momento, así mismo salió malherido y le llevó varios días recuperarse así fue como conoció a Rin.
Estaba molesto y dolorido y esa pequeña vigilándolo lo molestaba más. ¿Por qué seguía viniendo?
Ya le había dicho que el no comía la comida humana, que no le gustaba, pero cada vez que ella venía le traía algo. Era realmente una molestia. ¿Y por qué no decía nada? ¿Acaso será muda?-Pensó.
A veces se hacia el dormido para ignorarla pero a ella parecía no importarle se quedaba mirándolo hasta que supuestamente despertaba.
Recordó aquella tarde que Rin vino a verlo con su rostro golpeado, no pudo evitar preguntarle que le había pasado. ¿Quién se atrevería a golpear así a una pequeña?
Rin no pudo contestarle, lo único que pudo hacer fue sonreír, Sesshomaru no la había mirado cuándo le hizo la pregunta, pero no pudo evitar mirar aquella sonrisa que ilumino la cara de la pequeña.
– ¿Por qué sonríes?-Preguntó- Solo te pregunte que te había pasado.
Rin no pudo contestarle con palabras la inmensa felicidad que sintió cuándo el le habló, ya que había perdido la voz desde que vio cómo los bandidos asesinaban a toda su familia, solo pudo sonreírle.
Sesshomaru recordó que esa tarde ya sintiéndose mejor decidió irse del lugar, sintió el olor de Jaken en el aire y se dirigió hacia donde este se encontraba, no muy lejos de allí.
Al llegar vio a Jaken descansando con Ah-Un y deshojando una flor.
-¡Vaya tonto!- Pensó -¿Así es cómo me busca?
Miro hacia el suelo y vio unas piedras, recogió dos y le arrojo una a Jaken que le dio en la cabeza.
Jaken se dio vuelta para ver quién era el atrevido que le estaba arrojando piedras, le haría probar su furia castigándolo con el báculo de Dos Cabezas, pero cuál no seria su sorpresa al encontrarse frente a Sesshomaru. -¿Qué no se supone que tenías que estar buscándome?- Le dijo lanzándole otra piedra.
-¡Amo bonito!, ¿Se encuentra bien? –Preguntó- ¿Dónde ha estado?
-Después –le dijo Sesshomaru- ya vámonos de aquí.
Pero de pronto y antes que se fueran el aire de la tarde se lleno de olor a sangre, haciendo que Sesshomaru se pusiera alerta
-¿Qué ocurre, amo?-Pregunto Jaken.
-Hay olor a sangre –dijo y comenzó a caminar hacia la aldea- sangre humana y ese olor…
Sintió el olor de la niña mezclado con la sangre y el olor de los lobos.
– ¿Estará herida?-Pensó.
Se dirigió al bosque sabía que ella estaría ahí como todas las tardes pero sino iría a la aldea a buscarla.
La encontró en el claro del bosque, muerta, los lobos la habían matado.
No pudo explicarse lo que sintió en ese momento, solo pensó que ya no vería su rostro sonriente y golpeado y eso realmente lo entristeció.
Jaken tocó su cuerpo con el báculo y le dijo:
-Esta bien muerta, amo, ¿Conoce Ud. a la niña humana?
Se dio vuelta para ver a Sesshomaru y dio un salto al ver que este desenvainaba a Tenseiga.
-Vamos a probar el poder de Tenseiga-dijo Sesshomaru, blandiendo su espada- puedo ver a los sirvientes del inframundo que vienen a llevarse el alma de la pequeña.
Agitó la espada en el aire cortando a los demonios que querían el alma de la niña, se inclino, la levantó del suelo y vio asombrado cómo esta volvía a la vida.
-¡Es increíble esta viva! –Pensó.
Sesshomaru se puso de pie y se fue sin decir nada. Jaken miro en todas direcciones cómo no sabiendo que hacer, la niña sin más salió corriendo tras Sesshomaru y Jaken al ver que quedaba solo también corrió tras ellos.
– Amo Sesshomaru, amo Sesshomaru espere, no me deje –gritaba mientras corría.
La pequeña corrió hacia Sesshomaru y caminó junto a el.
-Me…me…llamo…me llamo Rin, se…señor Sessho…maru.-Dijo haciendo un esfuerzo al hablar.
Sesshomaru se detuvo sorprendido al escuchar la voz de la niña.
-¿Cómo es posible? –Pensó- ¿Acaso Tenseiga le devolvió la voz al revivirla?
Miró a Rin y esta le regalo una sonrisa cómo hacia cada vez que iba a verlo, sintió algo extraño al mirarla no sabia lo que era pero muy en su interior se alegraba de verla porque después de todo ella estaba cómo había estado el hacia unos días solo y vulnerable. Era una sensación que no le había agradado en lo absoluto, las heridas y la demora de Jaken en encontrarlo sumado al enfrentamiento con Inuyasha, habían hecho que se sintiera realmente mal, sin embargo las visitas de Rin lo hacían sentirse mejor aunque el no le diera importancia. Por eso se preocupo al sentir el olor de sangre humana y decidió ver que sucedía.
-Si quieres venir con nosotros debes conseguir tu comida – le dijo- no puedes esperar que alguien te traiga comida. ¿Entiendes lo que te digo?
-¡Sí! No se preocupe…yo puedo…yo puedo hacerlo.- Dijo Rin sin dejar de sonreír.
-Bien –le dijo Sesshomaru, mirando la ropa de ella –Necesitas un kimono nuevo, no puedes seguir con esos harapos.
Y así fue como Rin pasó de ser una huérfana solitaria y abandonada a ser parte del grupo de Sesshomaru al que ella considero como una familia.
Aún recordaba cuándo le trajo el kimono a Rin, ella estaba tan feliz que lo único que hacia era correr a su alrededor y probarse el kimono sobre su ropa vieja.
-Deja de dar vueltas a mí alrededor y ponte el kimono, Rin-dijo yendo a sentarse para darle tiempo a Rin de cambiarse.
-Humana tonta- dijo Jaken – lo único que haces es que el amo Sesshomaru se retrase en su viaje. Deberíamos dejarte en el bosque.
Rin miró a Jaken con los ojos llenos de lágrimas. ¿Por qué el señor Jaken le decía eso?
Ella no quería ser un estorbo, solo deseaba estar con ellos.
-Jaken, -rezongó Sesshomaru- guarda tu lugar.
Jaken trago saliva y comenzó a transpirar.
¡Debo tener cuidado! –Pensó – El amo estima a esta pequeña, sino tengo cuidado podría matarme. Nunca me había hablado así habiendo un humano presente, quiere decir que esta niña es importante para el aunque no lo diga directamente. ¡Un momento! Entonces, ¿esta mocosa le importa más que yo, que soy su fiel sirviente, buaa?
-Jaken, ya deja de pensar tonterías y acompaña a Rin a buscar comida.
-Eh, ¿Por qué debo acompañarla, amo? Ud. le dijo que ella debía procurarse la comida.
-Jaken, -dijo con un tono de voz tan afilado como un cuchillo – ¿estas cuestionando una orden mía?
– Glup…no, no amo bonito, solo lo decía porque Ud…Hem…Hem… no importa. Rin date prisa. ¿Cuánto piensas demorar en vestirte?
Rin salió de entre unos arbustos con su kimono nuevo y Jaken no pudo evitar pensar que era una niña muy bonita.
-¿Qué le parece, señor Sesshomaru, le gusta cómo me queda?- dijo dando unas vueltas frente a el para que viera cómo le quedaba.
-¡Rin! No molestes al amo con tonterías, vamos a buscar algo para comer así el señor Sesshomaru puede seguir su viaje. ¡Date prisa!
-¡Si! –Dijo Rin -¡Vayamos a pescar!
Salió corriendo hacia el río dejando atrás a Jaken.
-¡Oye espérame! –Le gritó sacudiendo los brazos – No vale que salgas primero.
Los vio alejarse hacia el río, así que decidió recostarse y descansar sabia que iban a tardar en regresar, pero a su vez no quería perderles de vista ya que los bosques se habían vuelto peligrosos con tantos monstruos deambulando por ahí.
Desde que Rin quedó huérfana tuvo que aprender a sobrevivir, pescaba algún pez, conseguía fruta, a veces alguna mujer de la aldea le regalaba una hogaza de pan, pero a pesar de ser una niña huérfana y sola no contaba con la solidaridad de los aldeanos; muchas veces había sido maltratada por ellos.
A nadie le importaba que estuviera sola, tampoco les preocupaba el hecho de que no tenía comida o que era un blanco fácil para los monstruos que rondaban por el lugar.
Por eso los aldeanos la golpearon aquella tarde cuándo la encontraron pescando en el río, para ellos, ella les estaba robando los peces nadie tuvo consideración por ella; por eso prefería ir al bosque donde descansaba Sesshomaru al menos el no la maltrataba solo la ignoraba pero para ella eso estaba bien porque el estaba herido y era comprensible que estuviera molesto por eso no le importaba que el no quisiera hablarle o comer lo que ella le llevaba cuando el se sintiera mejor estaba segura que su actitud cambiaría.
Tampoco quería dejarlo solo en el bosque sintiéndose mal, ella estaba sola y no le gustaba estarlo así que por eso iba a verlo a pesar que el le había dicho que no fuera.
Se sintió muy feliz cuándo el le habló y más feliz se sintió cuándo abrió los ojos y se encontró en los brazos de Sesshomaru nunca supo que le había pasado, siempre pensó que se había caído y desmayado al ser perseguida por los lobos y cómo no tenía a nadie en la aldea cuándo Sesshomaru se fue decidió irse con el.
-Nadie va a extrañarme si me voy –pensó.
Claro esta ella no sabia que todos en la aldea habían muerto. Pero decidió irse del lugar
porque para ella la vida le había brindado una nueva familia, no porque Sesshomaru la hubiese adoptado, ella había decidido adoptarlo a el, lo seguiría adonde el fuera no importaba el lugar, ni el peligro que hubiera.
Tampoco si tenia que seguirlo a la distancia o si el le permitía caminar a su lado, cualquiera fuera la decisión que Sesshomaru tomará para ella estaría bien.
Pero tanta insistencia de su parte tuvo su recompensa Sesshomaru la llevo con el y la cuido cada vez que estuvo en peligro, hacia mucho tiempo que Rin no sabía lo que era que alguien la cuidara y hasta el señor Jaken se preocupaba por ella, aunque tenía celos de ella al ver que el amo bonito le dedicaba tiempo y preocupación.
Le molestaba cuándo tenía que acompañarla a buscar comida pero más le preocupaba que le pasara algo ya que tendría que soportar la furia del amo y eso era algo que el no estaba dispuesto a hacer. Así que acompañaría a esa niña tonta hasta que la dejaran en alguna aldea humana porque según Jaken eso era lo que el amo pensaba hacer con Rin.

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Bienvenida Primavera 2018!!!!!!

PRIMAVERA 2018

Hola amigos/as de Luna Blog!!!!!

Saludamos a la maravillosa Primavera 2018 que comenzó  ayer sábado a las 22:54 hrs. Es sin duda la mas maravillosa de las estaciones. Todo renace en una explosión de color y aromas, luces  y sonidos.

Todo es nuevo y bello, las flores, los pájaros, las mariposas revolotean en el aire llenando todos los rincones de musica y colores.

Tenemos la clásica limpieza de primavera, donde buscamos todo aquello que guardamos en invierno y por contrapartida guardaremos toda la ropa invernal  que ya no usaremos…Ilusos!!!!!! Dejen los abrigos a la mano!!! El Invierno dará pelea!!!! No creerán que se iba a ir asi nomas, Verdad?    

Todavía lo tendremos  por aquí intentando prevalecer su dominio, pero nuestra joven y fuerte Primavera se encargara de sacarlo de los sitios donde no le corresponde estar.

Asi que disfruten este nuevo comienzo de la vida, del amor que esta en el aire…

Por este motivo tambien les dejamos esta pelicula para que aprovechen estos días de primavera para tener una aventura  en  familia  o con amigos para disfrutar del sol y el aire libre dejando de lado todo lo de la vida cotidiana y el estrés que ella acarrea.

Disfruten todos este paseo!!!!!!!!

Depositfiles:

Jumanji: http://dfiles.eu/files/gjibri2ej

Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Feliz Dia de la Madre 2018!!!!!!!

FELIZ DIA DE LAS MADRES 2018_Copy

Feliz Dia a todas las Madres!!!!!

En Uruguay se celebra este 13 de Mayo el Día de la Madre, por ese motivo Luna Blog saluda a todas aquellas incansables, persistentes, pacientes, emprendedoras, generosas e imaginativas Mamás de todos los lugares aunque en su País no sea este el mes de su festejo. También saludamos a todas/os aquellos que cumplen este rol por diversas circunstancias.

Les dejamos una película romántica para que se sienten con una taza de café y disfruten de ella, a diferencia de otros años la película es para Mamá.

CATEGORIA: Películas

GENERO: Romántica

IDIOMA: Español Latino

SUBTITULOS: No

FORMATO: Avi

CONTRASEÑA: bajalogratis

 

                                                DEPOSITFILES:

El Hechizo del Café: https://depositfiles.org/files/hos9ne9jo

Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Feliz Navidad 2017!!!!!!

NAVIDAD 2017 4Hola amigos de Luna Blog!!!!!

Jade y yo queremos desearles en esta Navidad muchas felicidades. Disfruten en familia o con amigos los momentos mágicos de estas celebraciones.

Para aquellos que les ha tocado estar lejos de casa y de la familia piensen con alegría en sus seres queridos y no se dejen agobiar por la tristeza y la nostalgia, hoy en día gracias a la tecnología podemos comunicarnos no importa la distancia.

Y como dicen en las películas: “Lo importante es dar más que recibir” …Aunque nuestro corazón se alegra cuando encontramos un regalito con nuestro nombre…Muchas felicidades seguidores, amigos, visitantes y  hasta aquellos que solo pasan a dejar propaganda!!!!!!

Les dejamos unas películas navideñas para que disfruten en familia.

Muy Feliz Navidad para todos!!!!!!

                                            Depositfiles:

Corona Navideña:  http://dfiles.eu/files/5tfnqvcjv

La Tierra de la Navidad:  http://dfiles.eu/files/spe03u0w6

                                            

                                              Y para los más pequeños:

Mickey y sus Amigos Esperando la Navidad:  http://dfiles.eu/files/dbboee7p8

 

 

 

Publicado en Peliculas, Saludo | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Vuelven los Zombies!!!!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una nueva ciudad, nuevos investigadores, los viejos enemigos de siempre y también…El equipo de rescate de siempre!!!!! Esta vez Chris Redfield y una investigadora científica buscaran la ayuda de  León  S. Kennedy para terminar con la amenaza zombie que llegó de la mano de un hombre con el corazón destrozado por la perdida de su esposa (aunque tal vez ya estaba un poquito loco desde antes)

Acompañen a nuestro equipo de rescate a través de una ciudad peligrosamente infestada de zombies…si es que se atreven…

CATEGORÍA: Película

GENERO: Acción, Ciencia Ficción,

AUDIO: Español Latino

SUBTITULOS: No

PESO: 745 MB

FORMATO: Avi

CONTRASEÑA: bajalogratis

                                                

                                                       DepositFiles:

Resident Evil: Vendetta https://depositfiles.org/files/o6vklf93n

 

Publicado en Peliculas | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Feliz Día de la Madre 2017!!!!!!

FELIZ DIA DE LAS MADRES 2017 SANGO

Hola amigos de Luna!!!!!!!

Hoy se celebra en Uruguay el Día de la Madre, sabemos que no en todo el mundo es igual ya que este no es un día internacional sino propio de cada País y como todos los años Luna Blog quiere saludar a esas incansables trabajadoras y a veces mal reconocidas y mal remuneradas mujeres que tienen la difícil tarea de criar y educar a los salvajes, perdón, digo niños adorables que  tenemos en casa y que a veces suspiramos para que tengan 18 años y se vayan de casa a estudiar a la Universidad así podemos apoderarnos de su Habitación y hacer de ella un cuarto de costura o una sala de lectura para compartir con nuestras amigas.

CATEGORÍA: Película

GÉNERO: Ciencia Ficción, Dram

AUDIO: Español Latino

SUBTITULOS: No

PESO: 735 MB

FORMATO: Avi

CONTRASEÑA: bajalogratis

                                                                     DEPOSITFILES:

La Llegada:          https://depositfiles.org/files/awgu53f0i

Publicado en Saludo | Deja un comentario

AFYDE Una Aventura Fantastica!!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hola, amigos!!!!!!!

Luna Blog desea invitarlos a viajar en el tiempo, hacia el año 1926, a la ciudad de Nueva York. Desde el momento mismo de desembarcar comenzaremos nuestra fantástica aventura, conoceremos gente interesante y animales poco comunes pero…¡Cuidado! Moviéndose en las sombras el mal y la ambición acechan, solo el valor y la determinación de unos pocos podrán salvar a la humanidad del terrible desastre que se avecina.

 

CATEGORÍA: Película

GÉNERO: Fantástico

AUDIO: Español Latino

SUBTITULOS: No

PESO: 893MB

FORMATO: Avi

CONTRASEÑA: bajalogratis

                                          DepositFiles:

http://depositfiles.com/files/897zabiwt

                                                  MEGA:
http://www.linkbucks.com/AabRT

Publicado en Peliculas | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Feliz 2017 Para todos!!!!!!

feliz-2017_copy

Feliz Año, estimados amigos de Luna Blog!!!!!!

Comenzamos a transitar un Nuevo Año y como todos los años queremos desearles lo mejor para Uds. y sus seres queridos. El Año es joven, es como un niño pequeño dando sus primeros pasos por lo tanto nosotros debemos tomarlo de la misma manera, no comencemos con prisas, ni pensando en los problemas o avatares que nos esperan; pensemos que este Año que recién comienza puede ser especial, puede traernos muchas sorpresas, muchas alegrías, la concreción de proyectos, cambios que hemos estado esperando o tal vez no los teníamos previstos pero vinieron igual. Tomen las cosas positivamente no se dejen decaer si no va todo como esperamos, tengan Fe en que las cosas van a cambiar o a salir mejor de lo esperado ya que nosotros somos el engranaje principal de nuestro destino.

Parte muy importante…visiten nuestro Blog!!!! jajajajaja Les traeremos noticias y novedades, alguna que otra sorpresa, datos y curiosidades. También recomendaciones de sitios para visitar o vacacionar en familia y algún que otro deporte para que haya para todos los gustos, así que los esperamos!!!!!!

 

 

Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Feliz Navidad 2016!!!!

inuyasha-en-navidad-2_copy-2

Hola estimados amigos de Luna Blog!!!!

Les queremos dejar el saludo Navideño correspondiente, ya sé que estamos atrasados pero no importa!!!!

Esperamos que hayan pasado lindo y en familia que es lo más importante. Esperamos que Papá Noel (Santa Claus para otros) les haya traído lindos regalitos que no solo son materiales sino también pueden ser en alegrías por familia que viene, amigos, buenas notas, salvar un examen, Uds. sabrán.

Les dejamos este gracioso festejo de nuestros amigos de La Era del Hielo para que lo vean en familia:

                                                                 DepositFiles:

                                          http://depositfiles.org/files/yxr5q0lkr

CONTRASEÑA: bajalogratis   

Publicado en Saludo | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Bienvenida La Nieve 2016 a Luna Blog!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hola amigos de Luna Blog!!!!!

Estamos en Diciembre!!!!!!! La nieve ha llegado a Luna Blog: ¿No es hermoso?

Ya estamos a pasitos de las Fiestas, pero eso lo veremos más adelante. Hoy para celebrar que estamos en el último mes del año y la nieve nos acompañará todo Diciembre Luna Blog les trae una aventura para ver en familia y disfrutar todos juntos.

En esta aventura conoceremos a Zach Cooper, chico adolescente que debe mudarse a Greendale trayendo esta mudanza los clásicos problemas del cambio y la perdida de los amigos pero abriendo las puertas a un nuevo mundo y nuevos amigos que van surgiendo a medida que la historia avanza. También conocerá a un famoso escritor residente del lugar. Esperamos les guste y la disfruten!!!

CATEGORÍA: Película

GÉNERO: Aventuras

AUDIO: Español Latino

SUBTITULOS: No

PESO: 699.29 MB

FORMATO: Avi

CONTRASEÑA: bajalogratis

                                          DepositFiles:

http://depositfiles.org/files/ifqn89r1h

Publicado en Peliculas | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Sesshomaru y Rin: El Reencuentro Capitulo II

                                                      CAPITULO II

1024099546_l

Kaede sonrió, se dio cuenta de que Sesshomaru no había pensado que en diez años Rin habría cambiado tanto, cuándo el se fue dejo una niña pequeña y ahora al regresar se encontraba con una hermosa jovencita. Ella ya había vivido lo suficiente cómo para darse cuenta que, por más que Sesshomaru intentara disimularlo, no esperaba encontrarse a Rin tan cambiada.

Un joven se aproximó a ellos, con aire preocupado preguntó:

-¿Rin, todo esta bien?

-¡Atsuyo! – Exclamó – ¡El señor Sesshomaru y el señor Jaken vinieron a visitarme!

-Ya veo – dijo mirando fijamente a Sesshomaru.

-¿Pero que le pasa a este insolente? –Pensó Jaken -¿Cómo se atreve a mirar al amo así, no se da cuenta que el señor Sesshomaru podría matarlo con una mano?

Sesshomaru miró a Atsuyo, se dio cuenta que al joven al igual que a él le molesto su presencia. Se dio la vuelta y comenzó a alejarse no sabia porque pero estaba molesto ya no quería estar ahí y menos con ese muchacho insolente.

-Vámonos, Jaken – dijo.

-Pero amo…- comenzó a protestar Jaken, pero guardo silencio al ver la forma en que Sesshomaru lo miró.

-¡Señor Sesshomaru, espere! – Gritó Rin – ¿Vendrá después? ¡Señor Sesshomaru!

-No te preocupes, Rin, después vendremos a visitarte. – Le respondió Jaken – ¿No es así, amo bonito?

Sesshomaru no le respondió, siguió caminando.

-Creo que el amo se molesto – pensó – no entiendo porque, tal vez le molestó la presencia de ese joven.

Rin miró como se alejaban preguntándose si volverían pronto y si el señor Sesshomaru se la llevaría con el esta vez. Sus pensamientos fueron interrumpidos por la voz de Atsuyo:

-¡Oye Rin, veo que tuviste una buena pesca!

Rin miró los peces que tenia en su mano, levanto los peces y los mostró con orgullo.

-No solo tuve una buena pesca – dijo – sino que pesque el pez más grande que se haya pescado lo cuál me convierte en la mejor pescadora de este lugar.

-Ya veo,- dijo Atsuyo – creo que solo fue suerte.

-¿Suerte? Nadie ha sacado un pez de este tamaño. ¿Por qué no admites que pesco mejor que tú?

-Tal vez lo haga si me invitas a cenar – respondió.

-Esta bien, pero tendrás que admitir que yo soy la campeona de pesca y la mejor cocinera de aquí.

-¡Eso no es justo! – Exclamó Atsuyo.

-¡Promételo o no habrá cena! –Sentencio Rin.

-Esta bien, tú ganas – río Atsuyo – es un trato.

-¡Estupendo!-Dijo Rin-Nos veremos luego.

Atsuyo se alejó saludando con la mano, Rin lo vio alejarse y volteo para ver si todavía veía al señor Sesshomaru, pero este ya se había alejado del lugar.

-¡Que pena! –Pensó-Casi no pude hablar con el señor Sesshomaru y con el señor Jaken. Tampoco vi a Ah-Un. ¿Ya no estará con ellos?

Abrió grandes sus ojos mientras pensaba que le habría pasado, el señor Sesshomaru no le dijo nada pero tal vez no quería preocuparla. ¿Qué haría?

Le pareció lo más lógico ir a buscarlos y ver que pasó con Ah-Un.

-Sra. Kaede –llamó- voy a salir por un momento.

-¿Adónde vas, Rin?-Pregunto Kaede, saliendo de la casa.

-Tengo que preguntarle algo al señor Sesshomaru-gritó mientras se alejaba corriendo – no tardaré.

-¿Por qué no esperas a que regrese? Ya debe estar muy lejos. ¡Rin, espera!

-No se preocupe, estaré bien.

Corrió en la dirección que vio alejarse al señor Sesshomaru sabia que no podía estar muy lejos, después de todo el le había prometido que regresaría por ella así que no se iría sin decirle.

Sesshomaru se detuvo a un lado del río y se sentó bajo un frondoso árbol, Jaken se aproximo con Ah-Un de las riendas.

-Amo Sesshomaru. ¿Qué es lo que piensa hacer ahora?-Pregunto.

-¿A que te refieres, Jaken?

El tono de voz de Sesshomaru hizo que Jaken tragara saliva y pensara dos veces lo que iba a decir, llevaba mucho tiempo con el amo bonito y conocía muy bien sus bruscos cambios de humor y en ese momento debía ser muy cuidadoso para no molestarlo más de lo que ya estaba.

-Hem…Hem… ¿Usted piensa decirle a Rin que regrese con nosotros? Le pregunto porque pensé que habíamos venido a buscarla ya que…

No término de hablar Sesshomaru lo golpeo antes de que terminara de hablar.

-Yo y mi bocota-pensó Jaken mientras se frotaba la cabeza.

Iba a decirle algo a Sesshomaru pero este se levantó de pronto y comenzó a caminar.

-Espere amo-grito Jaken-¿Adonde va?

No se molesto en contestarle el viento trajo el aroma de Rin, no estaba lejos de donde el se encontraba.

¿Qué hacia ahí? El la había dejado en la aldea ¿cómo era posible que estuviera tan cerca?

No había caminado mucho cuándo la vio aparecer saludando con la mano y gritando:

-Señor Sesshomaru, señor Sesshomaru, que bien que lo encontré.

Se detuvo frente a el casi sin aliento.

-¿Qué haces aquí, Rin?-Pregunto- ¿Ocurre algo?

– Solo quería preguntarle por Ah-Un, cómo no estaba en la aldea con el señor Jaken quede preocupada pensando que tal vez le había pasado algo.

Sesshomaru la miró no podía creerlo haberlo seguido hasta ahí solo para preguntar por Ah-Un realmente los humanos eran muy extraños en ciertos momentos.

-¿Viniste hasta aquí solo por eso?

-Si-dijo con una sonrisa.

-Ven conmigo –le dijo Sesshomaru y comenzó a caminar de regreso hacia el lugar donde estaba descansando.

Solo dio un par de pasos ya que Jaken venia con Ah-Un hacia donde estaban ellos.

-Amo, me preocupe por usted-dijo desmontando y haciendo una reverencia-Por eso vine a buscarlo. Rin, ¿Qué haces aquí?

-Vine a preguntar por Ah-Un –dijo abrazando al dragón- no lo vi en la aldea y quería saber si le había pasado algo.

-¡Pero que tonta eres! ¿Qué podía haberle pasado, cómo se te ocurre preocupar así al señor Sesshomaru? Tuvo que interrumpir su descanso para venir hasta aquí haces que se preocupe por nada. ¡Eres una desconsiderada!

-¡Yo no soy desconsiderada! No me diga eso –dijo Rin molesta.

-¡Si lo eres, si lo eres!-dijo Jaken.

-No, no, no,

-¿Por qué no se callan ambos?-rezongó Sesshomaru.

Rin y Jaken se encogieron de hombros y se miraron el uno al otro.

-Tonta –pensó Jaken.

-Tonto Señor Jaken –pensó Rin mientras caminaba al lado de Sesshomaru que se dirigió nuevamente a donde estaba descansando.

El estomago de Rin comenzó a rugir de hambre y Sesshomaru la miró por sobre su hombro y le dijo:

-¡Será mejor pesques algo para comer, Rin!

-¡Si! –Exclamó con alegría –Acompáñeme señor Jaken, vamos a pescar juntos.

Salio corriendo mientras Jaken corría detrás de ella.

-¡Espera, Rin, no seas tramposa!

-Vamos a pescar un pez muy grande para comer.

-Si –dijo Jaken saboreando el sabroso pez en su mente- Date prisa tengo hambre.

-Yo también.

Se metieron en la parte baja del río mientras Sesshomaru volvió a sentarse bajo el árbol a descansar y verlos cómo se divertían pescando, cerró los ojos un momento pero el alboroto que hacían era tanto que era imposible pensar en descansar. Se preguntó cómo pensaban pescar con ese ruido los peces deberían ser sordos para aproximarse a ellos.

-¡Vamos, señor Jaken! –Dijo Rin- ¡No deje que los peces se escapen!

-No te preocupes,-dijo mientras intentaba atrapar uno- no podrán escapar del hábil Jaken.

-¡Ahí va, ahí va,-grito Rin, mientras intentaba atraparlo-no deje que se vaya!

-Ya lo tengo, ya lo tengo,-gritó mientras sacaba el pez del agua- mira Rin, es un pez enorme.

-Tiene razón, señor Jaken- asintió – vamos a comer muy bien hoy.

-Yum…Yum –saboreo Jaken -Hace mucho tiempo que no pruebo peces cómo los que hacíamos antes.

-Vamos a preparar el fuego-dijo Rin – así podremos cocinarlo pronto.

-¡Pesquemos otro, Rin – le dijo Jaken mientras la miraba con ojos suplicantes- ¿ Siii?

-Esta bien, pero solo uno más –dijo Rin poniéndose seria – no es necesario abusar de la pesca. Debemos pescar solo lo que necesitamos para el momento, salvo que estemos aprovisionándonos para el invierno.

Jaken la miró fijamente nunca había pensado así, para el los peces y demás alimentos estaban para ser comidos cómo a uno le diera la gana, pero reconoció que Rin tenia razón, no era cuestión de ir por ahí estropeando la comida por gusto.

-Señor Jaken, ahí va otro-gritó –atrápelo.

-Ya lo tengo –dijo Jaken – ya lo tengo, vamos a encender una fogata Rin, con estos dos peces ya tenemos más que suficiente.

-¡Si, tiene razón! – Dijo mirando los peces – encenderé la fogata.

Con mucho esmero Rin trajo leña y rocas y encendió una fogata, puso los peces en unas varitas y los puso a que se cocinaran en el fuego.

Sesshomaru los observó de lejos, fue cómo retroceder en el tiempo y ver a Rin niña otra vez intentando cocinar los peces y Jaken corriendo con la manga de su camisa prendida fuego, frunció el seño al ver que no era un recuerdo sino algo que estaba pasando ahora.

-Tonto Jaken –pensó – ¿Cuándo harás algo bien?

Se levanto y fue hasta donde Jaken corría gritando y lo tomó del cuello de la camisa.

-Amo bonito.-sollozó Jaken – me estoy quemando.

-Puedo verlo – dijo sarcástico Sesshomaru – no te preocupes Jaken un poco de agua solucionará todo.

Acto seguido arrojó al pobre de Jaken al medio del río.

-Así esta mejor – dijo con toda tranquilidad y volvió a recostarse bajo el árbol.

-Señor Jaken salga del agua y venga a sentarse al calor del fuego – le dijo Rin.

-¡Señor Jaken!-le dijo Rin- ¡Los peces aún no están!

Golpeo la mano de Jaken que intentaba tomar uno de los peces que Rin estaba cocinando.

-¡Oye! ¡No hagas eso!- Refunfuño Jaken, masajeándose la mano.

Miró a Rin molesto, pero su mirada cambió en seguida, recordó hacia años atrás cuándo tenia que acompañarla a buscar comida o cuidarla porque Sesshomaru se lo ordenaba.

Al principio fue una molestia, nunca entendió bien porque Sesshomaru la había traído con ellos.

¿Sería, tal vez, porque no tenía a nadie en la aldea y era maltratada por los aldeanos?

Pero si era así, ¿Por qué no la dejó en alguna otra aldea?

No pudo evitar recordar los celos que sintió cuándo ella comenzó a seguir al señor Sesshomaru, ella le robaba la atención del amo y hacia que el se preocupara por ella y no solo eso el amo bonito le ordenaba que fuera con ella cuándo esta iba a buscar comida o frutas o si debía quedarse en algún lugar esperándolo el siempre tenía que quedarse con ella cuidándola mientras el amo se ausentaba por días y el tenía que esperar sin saber que estaba pasando, porque al regresar Sesshomaru tampoco le decía nada de lo que había hecho por más que el le preguntara que había sucedido.

Muchas veces deseo que algún monstruo se la hubiese llevado pero si eso hubiese ocurrido el señor Sesshomaru lo habría matado porque para el Rin era muy importante aunque cómo siempre lo disimulaba muy bien haciendo de cuenta que perseguía a Naraku porque había intentado matarlo, cuándo en realidad lo hacia porque se había atrevido a secuestrar a Rin y había ordenado a Kohaku que la matara.

Pero dentro de todo Jaken reconocía que en más de una ocasión Rin los había ayudado, incluso cuándo lo picaron los insectos venenosos de Naraku, Rin fue a la casa de JinenJi a buscar una hierba para contrarrestar los efectos del veneno y al no tener JinenJi en su casa le pidió que le explicara donde poder encontrarla ya que JinenJi al ser mitad-demonio, mitad-humano en ciertos días sufría el cambió propio de su especie convirtiéndose en humano.

Con mucho esfuerzo y con las indicaciones de JinenJi y la ayuda de Ah-Un fue en busca de la hierba y después de esquivar el ataque de monstruos y escalar a la cima pudo llegar adonde estaba la planta para arrancar unos brotes y caer al abismo al resbalar su pie de la roca.

Pero no cayó un rayo de energía la sostuvo poniéndola a salvo, era el señor Sesshomaru que regresaba de perseguir a unos insectos y presintiendo que ella estaba en peligro se apresuro a rescatarla y la llevo al lugar donde Jaken esperaba ya casi moribundo por causa del veneno.

No podía dar crédito a sus ojos al ver que el amo bonito la había traído y lo más importante, ella había conseguido el antídoto para curarlo, ahí fue cuándo comenzó a mirarla con cariño y a preocuparse realmente por ella, porque sabía que ella se preocupaba por el.

Así acepto el hecho de que por un extraño capricho del amo una pequeña niña humana viajaría con ellos a partir de ese momento y pasaría a ser parte importante de sus vidas. 

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Sesshomaru y Rin el Reencuentro

RIN EN EL RIO II

Rin se encontraba en el río, estaba pescando cómo todos los días, era la mejor pescadora de la aldea nadie la superaba en eso. Atrapó otro pez y sonrió:
-¡Este sí que es enorme!- pensó complacida mientras imaginaba la cara de Atsuyo -¡No va a poder creerme sino se lo muestro!
Acomodó al gran pez junto con los otros que había pescado.
-¡Ya sé lo que haré! ¡Se lo prepararé para la cena, para él sólo!-sonrió con malicia-No va a poder acabárselo, entonces tendrá que admitir que soy mejor que él pescando.
Atsuyo era un joven de la aldea de la anciana Kaede dónde Sesshomaru había dejado a Rin hacia diez años. Al principio Rin se molestó con Sesshomaru, él siempre le decía:
-Rin, haz lo que quieras.
Pero esa vez no lo hizo, solo la dejó y se marchó, ella no lo había entendido por más que Kaede se lo explicó para ella era algo imposible de creer que la hubieran dejado ahí.
Pero hoy se daba cuenta de que era necesario que ella permaneciera en una aldea humana para aprender todo lo que sabía ahora.
¿Qué sería del señor Sesshomaru y el señor Jaken? No había tenido noticias de ellos desde hacia mucho tiempo, veía a Inuyasha y Aome varias veces porque venían a visitar a la anciana Kaede, también Miroku y Sango venían de visita con sus hijos y el pequeño Shippo que se había convertido en un joven muy fuerte al igual que Kohaku.
De pronto sintió una extraña sensación que recorrió su cuerpo, algo que no había sentido hasta ahora. ¿Por qué sería eso?
Su respiración y su corazón se aceleraron bruscamente.
-¿Qué me pasa?-Pensó-¿Por qué de pronto tengo esta extraña sensación?
Estaba segura que alguien estaba observándola pero no se atrevía a voltearse.¿ Quién podría ser?
Su curiosidad, tan grande cómo su temor, hizo que volteara y lo que vio hizo que se congelara por un momento y su corazón latiera cómo un potro desenfrenado.
De pie ante ella se encontraba la imponente figura de un yokai, dio un paso atrás sintiendo que le faltaba el aire y no podía respirar, los peces que sostenía en su mano cayeron al suelo mientras ella con sorpresa y temor balbuceo:
-¿Se…señor Sesshomaru?
Sus ojos se abrieron grandes cómo platos y una sonrisa de alegría ilumino su rostro:
-¡Señor Sesshomaru!-gritó corriendo a su lado-¡Señor Sesshomaru, es usted!
Su primer impulso fue abrazarlo pero se contuvo, sabía que a él esas demostraciones de afecto no le gustaban, pero ella se moría de ganas de abrazarlo aunque cómo siempre respetaba la forma de ser de Sesshomaru.
Se paro frente a él y lo miró a los ojos, esos ojos calmos y fríos que siempre la hicieron sentir segura porque al contrario de lo que los demás pensaban ella sabia que él tenía un corazón cálido y amable, se lo había demostrado en infinidad de veces cuándo estaba en peligro siempre corrió a salvarla y jamás le dijo o hizo un solo reproche por sus descuidos.
-Rin, – le dijo –
No la saludó, ni le preguntó cómo había estado todo este tiempo pero eso no le importo a Rin el solo hecho de estar frente a él era suficiente, aún no podía dar crédito a sus ojos la brisa del medio día traía el aroma de los cerezos en flor, y jugaba con sus cabellos que brillaban al sol.
-Sabía que regresaría, señor Sesshomaru, lo sabía-susurró-
-Recoge tus peces – le dijo- regresemos a la aldea.
Se dio la vuelta y comenzó a caminar lentamente, Rin se sintió niña de nuevo.
-¡Sí! – dijo con una sonrisa enorme, recogiendo sus peces.
Se apresuro y camino a su lado mirándolo fijamente.
-¿Qué ocurre?-preguntó viéndola de reojo-
-Nada-contestó pero seguía mirándolo fijamente.
-¡Umm…!
Camino a su lado cómo lo hizo cuándo niña solo que ahora él no se veía tan alto, no porque no siguiera siendo la imponente figura de siempre sino por el hecho de que ella ya no era la pequeña niña de antaño, ahora era una joven alta y fuerte gracias a él que siempre hizo que ella aprendiera a procurarse la comida, ella y el señor Jaken.
Se detuvo un momento con una expresión seria en su rostro, Sesshomaru también se detuvo y la miró por sobre su hombro.
-¿Qué ocurre?-preguntó.
-¿Y el señor Jaken?
Sesshomaru siguió caminando cómo si nada, Rin lo miró preocupada ¿Por qué no le respondió? ¿Le habría pasado algo?
-¡Señor Sesshomaru!-dijo y corrió a su lado-¡Señor Sesshomaru!
Sesshomaru volvió a mirarla por sobre su hombro y dijo sin darle importancia:
-Esta en la aldea.
Rin río divertida, se sintió aliviada al saber que no le había pasado nada.
Sesshomaru la miró y preguntó:
-¿Por qué te ríes, solo te dije que esta en la aldea?
Termino de pronunciar esas palabras y el recuerdo de cómo conoció a Rin invadió su mente.
-¿Por qué recordé eso?- pensó y volvió a mirar a Rin ya no era la pequeñita que lo había cuidado mientras estuvo herido en el bosque después de una pelea con Inuyasha.
-Haz crecido-le dijo.
-Si,-respondió Rin –han pasado diez años desde que se fue señor Sesshomaru. Los humanos cambiamos mucho en diez años. Usted se ve igual que la última que vez que lo vi. Imagino que el señor Jaken estará igual también.
-Sigue siendo el mismo tonto de siempre –le contesto- Si es que a eso te refieres.
-No diga eso señor Sesshomaru, el señor Jaken no es ningún tonto –defendió Rin-
Sesshomaru se hizo el distraído y a Rin le pareció ver una sonrisa en sus labios lo que le trajo el recuerdo del señor Jaken cuándo le decía:
-El amo tiene una sonrisa temible, prefiero verlo enojado y no sonriendo eso sin duda nunca es buena señal, quiere decir que algo terrible va a pasar-decía sacudiendo su cabeza.
Rin no estaba de acuerdo con eso, había visto a Sesshomaru sonreír más de una vez con ella y ser cariñoso también, recordó que en más de una ocasión Sesshomaru le había mostrado afecto y preocupación por ella, cómo aquella vez que los perros del inframundo la llevaron a ella y Kohaku.
El señor Jaken le había contado cómo Sesshomaru fue a buscarla y cómo se había entristecido cuándo supo que no podía revivirla con su Tenseiga cómo lo había hecho cuándo se conocieron, su madre al saberlo tan angustiado utilizó una piedra meido y la revivió para que él se tranquilizara.
Ella no recordaba nada de eso, solo recordaba que cuándo abrió los ojos vio el rostro de Sesshomaru que le sonreía y la acaricio con ternura mientras le decía:
-Ahora estas a salvo.
Jaken le había dicho que nunca le dijera o preguntara nada al amo de lo que había sucedido, porque si este se enteraba que el le había contado eso lo mataría por abrir su bocota.
-¡Estoy muy feliz de que haya venido, señor Sesshomaru!-le dijo-¡Lo extrañe! ¡Y al señor Jaken también.
Jaken se paseaba nervioso en la aldea mientras una muy anciana Kaede lo seguía con la mirada.
-Señor Jaken –dijo esta-¿Por qué no se calma? Estoy segura que Rin regresará en cualquier momento.
-Usted no entiende, anciana. Vine a decirle a Rin que el amo esta de regreso y esa desconsiderada no se encuentra. ¿Qué tanto puede tardar en pescar algunos peces?
Tal vez deba ir al río a buscarla.
-Ella no pesca siempre en el mismo lugar –dijo Kaede sacudiendo la cabeza- tardaría horas en encontrarla.
– ¡Humm…! – Resopló Jaken – Esa tonta niña, vine a escondidas del señor Sesshomaru a decirle que regresamos y no se encuentra aquí.
-¿Y por qué vino a escondidas, señor Jaken – preguntó Kaede – El señor Sesshomaru me dijo que dejaría a Rin a mi cuidado para que ella aprendiera a convivir con los humanos y les perdiera el miedo a los de su propia especie. También me dijo que volvería para ver cómo estaba.
Jaken tragó saliva y miró para todos lados.
– Usted no entiende, – dijo mirándola fijamente – el amo es demasiado orgulloso para admitir que extraño a la pequeña Rin. Le pregunte si vendríamos a verla y me dijo que tenia cosas más importantes que hacer, por eso vine a verla para decirle que estábamos en las cercanías de la aldea.
– Ya veo – dijo Kaede mientras veía cómo Jaken seguía con su nervioso paseo -¿Cree Ud. Que el Señor Sesshomaru se moleste si sabe que vino hasta aquí?
– ¿Pero que clase de pregunta es esa? – Grito Jaken sacudiendo su báculo de dos cabezas –El señor Sesshomaru podría matarme por esto.
-¿Por qué se supone que debo matarte, Jaken? -Pregunto Sesshomaru.
Jaken sintió un escalofrío que recorrió su cuerpo al reconocer la voz fría y sarcástica del amo ¿Cómo no lo había visto venir? ¿Y qué hacia ahí después de todo? Se dio vuelta temeroso esperando el golpe que iba a caer sobre él, cuándo una hermosa jovencita cayó sobre él abrazándolo tan fuerte que no podía respirar.
-¡Señor Jaken! ¡Lo extrañe, señor Jaken! – dijo Rin abrazándolo cada vez más fuerte.
-Suéltame tonta, no puedo respirar –grito.
-Lo siento – dijo Rin – pero estoy muy feliz de verlo.
Rin lo soltó y Jaken tosió mientras intentaba respirar al mismo tiempo que miraba a Rin y el cambio que en ella se había dado.
-¡Cielos, Rin, cómo has crecido! – Dijo mirándola de pies a cabeza – ¡Ya eres toda una mujer!
-¡Ay, señor Jaken que cosas dice! – Río divertida.
Jaken volvió a mirarla, ya no era la pequeña niña que se escondía detrás de él cada vez que se sentía amenazada por algo o por alguien, también notó que el señor Sesshomaru la observaba con mucha atención, no sabia porque pero vino a su mente el recuerdo del padre de Sesshomaru que se había enamorado de una mujer humana.
-¿Será…? No, no es posible – pensó – el amo jamás se enamoraría de una humana, es más no imagino al señor Sesshomaru enamorado, él no es así lo único que le importa es ser el más fuerte y luchar con aquellos que lo desafíen.
-¿Cómo se encuentra, señor Sesshomaru? – Saludo Kaede – ¿Piensa quedarse mucho tiempo por aquí?
– No –respondió sin mirarla directamente ya que sus ojos seguían todavía mirando a Rin.

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , | 4 comentarios

La Mujer que Amó a Sesshomaru (133-134 Ova) Sub Español Grand Prix Fansub!!!! (Actualizado!!!!!)

Inuyasha-La Mujer que Amó a Sesshomaru

La Mujer que Amó a Sesshomaru

Hola amigos!!!!!  Hoy les traigo una versión mejorada en subtitulos  de esta gran Ova cómo es: “La Mujer que Amó a Sesshomaru” 

 Con subtitulos claros y definidos Grand Prix Fansub trae hasta nosotros esta bella historia de una Princesa humana llamada Sara la cuál se enamoró perdidamente del hermoso señor Sesshomaru hasta el punto de permitir que antes de morir los demonios devoraran su cuerpo y alma para que pudiera robar a colmillo de acero y confesarle a Sesshomaru su amor por él. Veremos que fué de Sesshomaru después de que Inuyasha le cortara el brazo izquierdo y lo que tuvo que hacer Sesshomaru  no sólo para recuperar a colmillo de acero sino también para salvar a Inuyasha y liberar a la princesa Sara de los demonios que se habían apoderado de ella dejandonos ver una faceta de él muy pocas veces vista. 

Acompañennos en esta aventura a tráves de hermosos paisajes junto a Inuyasha y Sesshomaru en la época Sengoku!!! 

Lamento no tener información de Grand Prix Fansub pero busqué y no encontré nada actualizado. Si alguién conoce y quiere dejar algún comentario sobre el Fansub será muy bienvenido. 

 TITULO : La Mujer que Amó a Sesshomaru  

 FORMATO : Avi

IDIOMA : Japónes

SUBTITULOS : Español

FANSUB : Grand Prix Fansub

PESO : 468 mb

UPLOADER : Aguamarina-59

DESCARGA : Mega

                                                                 Mega:

                                                                                           

       La Mujer que Amó a Sesshomaru (133-134 Ova): https://mega.nz/file/dxtWhSSS

Clave de cifrado si lo piden para la descarga: wZQkiRoqjz3IeGJsuP9pXbMw6o8KCeYwznZUYsoGQWs

La Mujer que Amo a Sesshomaru (133-134 Ova)

Voces Originales Español Latino: https://mega.nz/file/U40wBCZC

Clave de cifrado: crjldfHScxciz85K-PEnghNj_b5hW0oiCa-5ubi-JUg

Para la descarga por si lo piden

PD: Ya saben, cualquier problema con los links nos avisan!!!  Gracias por esperarnos!!!

Disfruten esta Ova!!!

                                                       *   *   *   *   *

                               

                                                    

                                           

                      

Publicado en Inuyasha | Etiquetado , , , , , | 13 comentarios

Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Bienvenido a WordPress.com. Este es tu primer post. Edita o bórralo y comienza a bloguear.

Con estas sencillas palabras WordPress.com nos dio la bienvenida hace seis años atrás. Nunca seguí su consejo sobre editarlo o borrarlo, pero sí sobre el blogueo. Muchas horas de edición, búsqueda y escritura han pasado en estos seis años, también algunos contratiempos, pero esos fueron los menos.

Y aunque ahora no tenemos muchas veces el tiempo o los medios para estar más con Uds. queremos seguir formando parte de su vida y acompañarlos mientras Uds. nos lo permitan. Es por ese motivo que tanto Jade como yo hemos decidido seguir con el Blog, no importa si no tenemos tiempo, no importa sino tenemos anime, no importa sino hay hosting donde subir películas para que Uds. puedan descargarlas, lo que sí habrá siempre será un momento para decirles: “!!!Hola, aquí estamos!!!” 

Y estaremos hasta que WordPress nos diga:”Se les terminó el boleto”

Pero mientras eso no suceda, vaya nuestro agradecimiento a WordPress que nos abrió las puertas a este mundo maravilloso mundo del blogueo y también a Uds. que nos acompañan desde entonces con sus visitas y comentarios.

Gracias a todos, a nuestros seguidores de siempre y a aquellos que recién nos descubren. Esperamos que sigan junto a nosotros por muchos años más!!!!

Y gracias a WordPress por haber inaugurado nuestro Blog con este primer post, que en este 6º cumpleaños se convierte en nuestra entrada principal.

Gracias y desde ya sean todos nuevamente bienvenidos a Luna Blog!!!!!! 

Publicado en Saludo | 1 Comentario